Están dando 'caló' con......Rocadragón

Están dando 'caló' con......Rocadragón Están dando 'caló' con......Rocadragón

Están dando 'caló' con......Rocadragón

Después del Museo Guggenheim de Bilbao, San Juan de Gaztelugatxe es el segundo lugar más visitado en Vizcaya por los turistas. ¿La razón? La belleza y el encanto del islote situado en el mar Cantábrico, desde el cual puede verse la costa vizcaína que lo rodea. Una fortaleza que para llegar a lo alto hay que estar preparado física y casi psicológicamente para atreverse a andar más de 2 km hasta llegar a su acceso y después subir los 241 escalones de piedra que te llevarán a la cima, donde se encuentra la ermita.

Situado entre Baquio y Bermeo, este enclave de cuento de hadas ha sido escenario de numerosas películas y series, la última de ellas Juego de Tronos. Aunque haya hecho falta seis temporadas para que Daenerys pise por fin su tan ansiado Poniente. Los fans de la serie del momento han tenido que esperar hasta la séptima temporada para ver Gaztelugatxe convertido en Rocadragón, la fortaleza ancestral de la Casa Targaryen, donde nació en medio de la tormenta que le dio nombre.

Por sus infinitos escalones han pasado personajes como Jon Nieve o Tyron, entre el resto de actores que aparecen en la séptima temporada.

Una vez que subes todos los escalones es de obligado cumplimiento tocar la campana de la ermita dedicada a Juan Bautista. La leyenda cuenta que una vez que llegas a la cima del islote hay que tocar la campana de la iglesia tres veces y pedir un deseo; y este se cumplirá. Fantasía e historia envuelven este enclave paisajístico de la costa de Vizcaya. Además del carácter religioso, por ser un convento en sus inicios, también tiene un objetivo defensivo ya que fue utilizado como baluarte contra el rey de Castilla, Alfonso XI.

Dos siglos más tarde se convirtió en un convento y años más tarde los frailes abandonaron el lugar llevándose consigo todos los objetos de valor que poseían. Además de su carácter religioso, San Juan de Gaztelugaxte tuvo también un objetivo defensivo, protegiendo el poder del señorío de Bizkaia y fue utilizado como baluarte contra el rey de Castilla, Alfonso XI.

San Juan de Gaztelugatxe también desempeñó un papel, aunque no fuera principal, durante la Inquisición española. Las brujas y sus reuniones nocturnas conocidas como "akelarres" en euskera, siempre han formado parte de la mitología vasca. Por esta razón, la iglesia católica dedicó mucho de su tiempo durante la Inquisición a la caza de brujas en esta zona. Rumores afirman que muchos de los acusados de brujería eran encerrados en las cuevas de San Juan de Gaztelugatxe.

Muchas leyendas rodean San Juan de Gaztelugaxte. Unas hablan de orígenes templarios y otras historias confirman las decenas de ataques de piratas y corsarios durante años, incluso saqueos. Sin duda, Rocadragón no podría haber adoptado un sitio mejor que Gaztelugatxe para seguir conquistando fieles de Juego de Tronos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios