El estandarte del Bicentenario está ya en manos del Consorcio

  • El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el obispo de Cádiz, Antonio Ceballos, firman el convenio para la cesión y restauración del Oratorio de San Felipe Neri

El Oratorio de San Felipe Neri y la finca anexa forman ya parte del conjunto de edificios vinculados a la conmemoración del segundo centenario de la Constitución de 1812, aprobada entre las mismas paredes que acogieron ayer la firma del convenio de cesión del templo de la Iglesia diocesana al Consorcio del Bicentenario. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y el obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos, rubricaron el acuerdo que contempla además la restauración del Seminario Conciliar de San Bartolomé y el Hospitalito de Mujeres de Nuestra Señora del Carmen, sede del Obispado. Presente en el acto de la rúbrica estaba Gaspar Zarrías, vicepresidente primero y consejero de Presidencia de la Junta y presidente del Consorcio del Bicentenario.

El presidente de la Junta manifestó que "conmemorar el Bicentenario como se merece es una obligación de los poderes públicos y la labor que la Junta de Andalucía y el Gobierno de la nación, en colaboración con las otras administraciones presentes en el Consorcio, están poniendo todo su empeño e impulso inversor para que el recuerdo de un pasado glorioso se convierta en la mejor oportunidad de Cádiz y su Bahía para construir un futuro de prosperidad".

Chaves puso como ejemplo de inversiones proyectos como el segundo puente, el desdoble de la vía férrea Cádiz-Sevilla, la ampliación del Puerto de Cádiz o el nuevo hospital como infraestructuras previstas que deberán estar resueltas en 2012.

El Oratorio de San Felipe Neri se convertirá en la sede de los actos centrales de la conmemoración del Bicentenario y será "el templo del constitucionalismo democrático", por el que pasarán, entre otros, acontecimientos como la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y en el que se perseguirán, según dijo Chaves, compromisos "tan necesarios como un Manifiesto o Declaración Universal sobre los retos del Constitucionalismo en la Comunidad Mundial".

El "ambicioso" programa de actos culturales, sociales, artísticos y políticos que ya se ha iniciado culminará entre el 19 de marzo y el 7 de octubre de 2012, convirtiendo a Cádiz y a San Fernando "en el centro político" de España e Iberoamérica, "devolviéndoles el papel primordial dentro del Constitucionalismo democrático que ambas ciudades tuvieron a principios del siglo XIX", manifestó Manuel Chaves.

"Casi 200 años después los valores de La Pepa son los que durante los últimos 30 años han ido creciendo y enriqueciéndose en la sociedad andaluza y española de finales del siglo XX y comienzos del XXI, algo de lo que todos nos podemos sentir orgullosos al igual que lo estarían los diputados dieciochescos y todos aquellos que dieron tanto por tratar de instaurar en esta tierra los más altos valores de libertad e igualdad", apuntó el presidente andaluz.

El obispo Antonio Ceballos señaló tras la firma del "trascendental acontecimiento", que la Iglesia no sólo quiere estar presente en la celebración de los actos del Bicentenario de la Constitución en 2012 sino "colaborar para que Cádiz sea un referente andaluz, nacional, internacional, y especialmente iberoamericano". Añadió el prelado que "las actuaciones y obras que se contemplan en el convenio firmado quedarán al servicio de la sociedad gaditana y de todos aquellos que visiten la ciudad".

Tras la firma del acuerdo se va a encargar de manera inmediata el proyecto a la Empresa Pública del Suelo Andaluz (EPSA), dependiente de la Consejería de Vivienda, que se hará cargo de la actuación directa en el Oratorio en una obra que por su "singularidad", según Gaspar Zarrías, no cuenta con un presupuesto cerrado, aunque el presidente del Consorcio aseguró que "se gastará lo que sea necesario". Estudios y anteproyectos anteriormente realizados servirán como base al proyecto. Zarrías, por otra parte, explicó que hasta la celebración de la efeméride del Doce el Oratorio estará a disposición del Consorcio. Posteriormente al 2012 convivirán los actos constitucionales con los cultos religiosos que volverán al templo. Durante treinta años, el edificio anexo al Oratorio será un centro de interpretación de estudios constitucionales que servirá para conocer el valor artístico del templo y la importancia histórica de las Cortes de Cádiz. La Iglesia recibirá 3 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios