"Los salarios tienen que ir aumentando pero dentro de un orden"

  • "Ahora que las empresas están mejor, lo primero es respirar", dice en Cádiz el presidente de la Cámara de Comercio de España

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, afirmó ayer que España vive un ciclo económico "positivo" tras haber superado una crisis "brutal" y que el mayor riesgo al que se enfrenta ahora esta buena racha viene del "populismo de uno y otro pelaje". Bonet dijo que la economía española está creciendo después de unos ajustes importantes y que hay "una intensa creación de empleo" tras una crisis "tremenda". En ese panorama, opinó, los salarios "tienen que ir aumentando pero dentro de un orden". Las empresas, explicó, "han tenido que sobrevivir y ahora, cuando están mejor, lo primero es respirar; y lo segundo, seguir respirando".

José Luis Bonet participó ayer en la capital gaditana en el Foro de Economía e Internacionalización, organizado por la Cámara de Comercio de Cádiz, que reunió a más de 70 empresarios. Lo acompañaron el presidente de la Cámara de Comercio de Cádiz, Ángel Juan Pascual, y el diputado del Área de Servicios Económicos de la Diputación de Cádiz, Jesús Solís Trujillo, quienes expresaron su firme intención de seguir respaldando acciones concretas en el ámbito económico y de continuar con la colaboración entre ambas entidades para lograrlo.

José Luis Bonet aboga por la globalización en un foro al que asisten más de 70 empresarios

Bonet sostiene que España está "delante de una gran oportunidad": la adaptación a la globalización. Y que las pymes ya saben tras la crisis que deben salir, que deben apostar por la internacionalización. "Las pymes que hace diez años decían que de ninguna manera, que no salían de España, de su localización, ahora están decididas a salir. Y hay que ayudarlas lo más posible".

Ante ese futuro "optimista", un problema: Cataluña. Al presidente de la Cámara de Comercio de España le preocupa "mucho más" el conflicto interno que los conflictos internacionales como el suscitado por Corea del Norte. "Hay unos políticos que llevan una agenda equivocada y eso primero hay que pararlo y después, arreglarlo".

Bonet insistió en que es optimista respecto al futuro y defendió el pasado reciente como un período en el que España "ha dado un salto extraordinarios". En los últimos cuarenta años, comentó, "hemos pasado a ser un país que está entre los mejores del mundo". Han ayudado dos factores, expuso: uno, "que los españoles, cuando nos ponemos, hacemos cosas muy buenas (aunque también las hagamos desafortunadas); y dos, el sistema. "Yo viví en una dictadura. Y ahora vivimos en una democracia".

Una democracia, un sistema, que ha resistido, dijo Bonet. "En la crisis ha habido recortes pero el sistema ha aguantado". Y ahí está la economía social de mercado, el capitalismo. Con un fundamento: la Constitución de 1978. "La unidad de España y la Monarquía. El rey Juan Carlos habrá tenido fallos, pero es el que trajo la democracia. Y al hijo nunca le he oído una tontería".

De modo que "reforma, sí, pero con líneas rojas", señaló José Luis Bonet ante un auditorio de empresarios de la provincia de Cádiz a los que animó a salir, a internacionalizar, a embarcarse en la globalización. Y desde Cádiz, nada mejor que hacia Iberoamérica ("es evidente que entre ellas hay lazos de siglos") que él ve acercándose más a España, acrecentada esa proximidad por el mundo del brexit y por el mundo de los recelos ante el presidente de los Estados Unidos.

¿Y qué sector tiene más futuro en Iberoamérica?, le preguntaron a Bonet. "Todos los sectores. Hay que ir a por todas. Como les decía antes, las pymes han cambiado su mentalidad a partir de la crisis y la actitud ahora es la que conviene: están decididas a salir. Salir no es nada fácil. Hay riesgos. Pero es obligado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios