Tribuna libre

Jueves Santo de sagrarios

SE instituyó la Eucaristía en el día del Amor fraterno y desde entonces el Señor en el Sagrario nos acompaña para siempre.

Como cada año en las piadosas costumbres de esta tierra visitaremos al Santísimo y Él visitará nuestro corazón. Acabarán los Oficios de la Cena del Señor y a partir de ahí comenzaremos el recorrido. San Marcos, Mínimas, Reparadoras (Adoratrices), Santa María de Gracia, Hermanas de la Cruz, San Miguel, Capuchinos, San Francisco…

Allí, en la intimidad del Monumento seremos una vez más conscientes de hasta donde llega a querernos Dios.

Afortunadamente el reguero de personas por las Iglesias de Jerez es grande y en ningún caso mengua. En los últimos años, incluso se observa un especial interés, como es lógico, por parte de las Hermandades Sacramentales por hacer sus cultos más solemnes y sobre todo más participados, exclusivamente para mayor gloria de S.D.M.

De esta manera, es especialmente gratificante que en esta época materialista y relativista en una ciudad como Jerez con todos sus problemas y dificultades, no sólo ocurra lo arriba reseñado, sino que en los pasados días se haya fundado una nueva Hermandad Sacramental.  Ha sido en la parroquia de San Enrique y Santa Teresa, de Guadalcacín donde los cofrades de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Entrega han querido que su corporación fuera ante todo del Santísimo Sacramento. De esta manera en dicha parroquia a partir de ahora está garantizado un culto público, respetuoso y digno al Santísimo. Por lo tanto muchos jóvenes y otros no tan jóvenes tendrán una oportunidad única de la cercanía de Dios para transformar sus vidas. Muchos, que quizás nunca se habrán planteado nada así sentirán en la luz tenue del Sagrario, frente a una humilde lamparilla el Amor de Dios en toda su extensión.

Esto pasa en Jerez y también afortunadamente en muchas ciudades del sur. En gran parte de España y el mundo  no tienen la suerte de disfrutar de esa llamada tan especial que Jesús nos da desde las cofradías, no disponiendo de ese dique  contra el laicismo del que aquí si disponemos y que tan eficaz se revela en estos tiempos que corren.

Mientras todo esto pasa cinco Hermandades sacarán nuestra fe a la calle como toda la vida. Eso sí, habrá menos mantillas . Me parece que  tal y como hizo la Amargura en los ochenta sería necesario un esfuerzo de todos para que no se pierdan para siempre. Creo que aún estamos a tiempo de recuperarlas. Es algo nuestro que no debemos perder porque si esto ocurriese, de alguna manera se empobrecería el alma de Jerez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios