El Santo Entierro seguirá siendo la última cofradía del Viernes Santo

  • Del Río hace valer el decreto de 1983 que sitúa a la hermandad la última de la jornada

Comentarios 7

Finalmente el arzobispo ha impuesto su criterio ante la falta de acuerdo y el Santo Entierro seguirá siendo la última del Viernes Santo. Así se dio a conocer ayer, cuatro días después de producirse la reunión promovida por el prelado en la que estuvieron el delegado de Hermandades, el presidente del Consejo y el hermano mayor de la cofradía. Ante la falta del consenso que entonces pidió Del Río a esta 'comisión', éste no ha derogado el decreto de Bellido Caro de 1983 en el que situaba a la cofradía del Calvario la última de una jornada en la que, sin embargo, habrá algunos cambios horarios tales como que El Cristo saldrá un cuarto de hora antes mientras que La Exaltación adelantará su salida 30 minutos. Hasta el último momento, pese a que se manejaron algunas posibilidades como salir la cuarta del día, El Santo entierro mantuvo su postura de ser la primera como solución para sus problemas horarios, posición que no era compartida por la Unión de Hermandades. Así las cosas, se ha impuesto el refrendo episcopal de la decisión que en 1983 dictó el antecesor de Del Río, ordenando el Viernes Santo ante la desaparición de las procesiones el Sábado Santo.

En un comunicado difundido ayer por el obispado, se confirma la falta de consenso y se puntualiza que "no habiendo sido derogado y estando en plena vigencia el decreto firmado el 8 de septiembre de 1983 por el recordado primer obispo diocesano, monseñor Rafael Bellido Caro, se mantiene, para la mencionada hermandad, la última posición en el orden de las estaciones de penitencia de esa jornada en la Santa Iglesia Catedral y, previamente, a su paso por la Carrera Oficial".

Las consideraciones entran también a evaluar el no al Sábado Santo: "la solución de los problemas del Viernes Santo no pasa por la insistencia en intento alguno de ruptura del espíritu litúrgico que manda la Iglesia para el Sábado Santo, como día de silencio y contemplación, sino por el fiel cumplimiento de los horarios acordados para todas las hermandades que procesionan el día de la muerte del Señor".

El comunicado insiste en que "acatar los horarios en cualquiera de los días de la Semana Santa no es algo meramente estético, sino ante todo es un signo de respeto al público que espera a las cofradías y, a la vez, es expresión de la devoción y decoro que debe darse en toda estación de penitencia que hacen nuestras hermandades como culto público de la Iglesia católica". La nota finaliza con una exhortación "a todos los hermanos mayores a que, en aras del bien de nuestra Semana Mayor y del buen nombre de los misterios cristianos, se evite toda polémica, y se trabaje en comunión cristiana con los órganos competentes como son: la Unión de Hermandades y Cofradías de Jerez y la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías".

Así concluye este comunicado que pone el punto final al asunto en el que evidentemente hay un perdedor que es la hermandad. El hermano mayor, Domingo Díaz, no quiso valorar ayer la decisión episcopal hasta no tener conocimiento oficial de la determinación. "Volveremos a salir los últimos como viene siendo desde hace más de 25 años", se limitó a manifestar este medio no sin antes considerar que las otras opciones que se sopesaron "no tenían el visto bueno de las otras hermandades y sin ese consentimiento no di entonce,s ni ahora, ningún paso al frente", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios