El Perdón

Solemnidad por Cuatro Caminos

  • Un camino de arena facilitó, y sobre todo allanó, a los cofrades de Guía los primeros pasos de su estación de penitencia

La cruz de guía de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Perdón, María Santísima del Perpetuo Socorro y San José Obrero es la primera en salir en cortejo procesional en este magnífico Domingo de Ramos. A las cinco de la tarde, se abren las puertas de la Ermita de Guía para que la Hermandad de Cuatro Caminos comience su estación penitencial en dirección al centro urbano desde la recoleta capillita de extramuros. Tras las preocupaciones de las últimas semanas y varias reuniones con el Ayuntamiento, la Hermandad puede salir de su templo tradicional al haberse llevado a cabo una actuación provisional, consistente en una capa de arena que cubre los desperfectos. La Junta de Gobierno de la Cofradía espera que el próximo año se dé una solución definitiva al problema, por lo que su hermano mayor, Manuel Salado, ya ha anunciado que volverá a reunirse con el responsable municipal de Urbanismo.

Lentamente y con gran solemnidad se inicia el cortejo de los cerca de 150 nazarenos y monaguillos que estrenan túnicas en esta Semana Santa de 2008. No es el único estreno de una Hermandad que, por segundo año consecutivo realiza su estación penitencial el Domingo de Ramos, ya que los faldones del paso de Misterio, bellamente exornado con claveles rojos, son también nuevos. Los fieles y devotos pueden contemplar ya, bajo la brillante luz de la tarde, al Santísimo Cristo del Perdón y a María Santísima del Perpetuo Socorro, cuyos costaleros dirigidos armoniosamente por Manuel Tristán, llevan a sus titulares camino de la Carrera Oficial.

Es en este punto donde la Hermandad ha querido tener una deferencia con la Hermandad de la Defensión, que este año celebra su Cincuentenario. Bajo los sones de la marcha "Cristo de la Defensión" de Abel Moreno, interpretados por la Banda de Música de Gailín de Puerto Serrano, inicia el palio de María Santísima del Perpetuo Socorro su entrada en la Carrera Oficial de Jerez. Un paso de palio en el que destacan, junto a los ricos relieves y los farolabros, las decenas de rosas champagne con que se adorna el Perpetuo Socorro.

Camino de la Carrera Oficial, la cofradía de Cuatro Caminos ofrece sus estampas más bellas en escenarios tan hermosos y castizos como Carpintería, Sedería o Chapinería donde se puede contemplar en todo su esplendor la imagen joven, barbilampiña, con un estilo contemporáneo y modernista, de este Crucificado que representa el momento en el que Nuestro Señor Jesucristo conversa con el buen ladrón Dimas. Sus 34 costaleros mecen este paso de caoba de Brasil, escuchándose tan sólo el rasguear de las alpargatas, el roce de las sandalias de los nazarenos y el recogimiento y la devoción de los jerezanos. Es un año más, la Banda de Música de Gailín de Puerto Serrano la que se ocupa del acompañamiento musical de María Santísima del Perpetuo Socorro, que bellamente exornada por Pablo Espejo con rosas de color champán destaca en su paso de palio de Manuel de los Ríos.

Tras realizar su estación penitencial en la Santa Iglesia Catedral al filo de las nueve de la noche, la Hermandad del Perdón, en absoluto recogimiento y ya con el frescor de las primeras horas de la noche, enfila la vuelva a la ermita de Guía donde realiza su entrada arropada por miles de devotos y público en general poco antes de que la medianoche convierta al Domingo de Ramos en Lunes Santo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios