La Candelaria

La devoción popular de La Plata

  • David Calvo vivió su primera estación penitencial, en la que la judicatura local volvió a estar presente

Comentarios 1

Murmullos, emoción contenida, rebullir de niños…. La explanada frente a la parroquia de Santa Ana vive los momentos previos a la salida de la Hermandad de la Candelaria. Su barrio espera en esta tarde soleada de Lunes Santo la salida procesional de su Hermandad con contenida alegría y veneración. Puntual, se abre el dintel del templo y aparece la Cruz de Guía de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de las Misericordias para iniciar bajo la radiante tarde su estación penitencial.

Tímidamente se escuchan los primeros aplausos que se volverán oración y devoción cuando, tras el lento discurrir del cortejo de La Plata abandone la parroquia el paso de Misterio bajo los acordes de la Agrupación Musical Santa María Magdalena. Como cada Lunes Santo, la mujer Verónica estrena el paño con el rostro de Cristo que en esta ocasión ha sido realizado por el pintor jerezano, José Ramón Fernández Lira.

La cuadrilla de costaleros, sabiamente dirigida por el capataz Domingo Gil, mece el paso, realizando chicotás de ensueño que son respondidas con fervientes aplausos por los fieles de su barrio. Lentamente el cortejo abandona La Plata camino de la Carrera Oficial, su barrio esperará con impaciencia su vuelta para arroparles en la recogida de su templo cuando pasen pocos minutos de la una de la madrugada.

No bien se apagan los aplausos y los comentarios cuando ya está en la calle el paso de Nuestra Señora de la Candelaria, bajo una nube de pétalos, bellamente exornado con claveles blancos, y luciendo, como estreno en esta Semana de Pasión, los faldones del paso de Palio. De nuevo, La Plata contiene el aliento y jalea, entre palmas y vítores a su Imagen Titular, bella talla de Manuel Prieto que porta fajín de generala y artístico relicario en su mano izquierda. José Luis Erdozain es el encargado de que los costaleros lleven suavemente a Nuestra Señora de la Candelaria, arropada por la Banda de Música Municipal del Arahal.

En este Lunes Santo de sabiduría costalera, la Hermandad de La Plata ofrece magníficas y bellas estampas en su paso por la Porvera, Tornería o Lealas cuando ya La Plata se dispone a volcarse con su Hermandad en la recogida. En la calle Guadalete la Hermandad vive otro inolvidable momento con el sentir de las saetas rasgando el aire de la noche.

Es la primera estación penitencial para David Calvo Romero como hermano mayor de la Candelaria. Ayer por la mañana, entre carreras y prisas por atender a todos los detalles y a cuantos se acercaban a la parroquia de Santa Ana, inmerso en los últimos preparativos, reconocía que ni siquiera le había dado tiempo a ponerse nervioso ante la salida procesional de la Hermandad. Esta tarde, sin duda, los nervios se le habrán ido olvidando a medida que el cortejo avanzaba por las calles de Jerez cumpliendo una magnífica estación penitencial bajo el cielo azul de este Lunes Santo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios