De estreno en carmesí y blanco

  • La Paz escribió ayer una brillante página en su corta historia con una salida ejemplar arropada por su barrio

Comentarios 1

La Paz demostró ayer aptitudes que hacen pensar que su presencia en el Sábado de Pasión está próxima a finalizar para sumarse a la Carrera Oficial. Esta joven cofradía demostró una solidez que le asegura un magnífico futuro. La hermandad dio ayer un paso cualitativo y cuantitativo gracias al gran adelanto estético marcado por el carmesí y el blanco, colores de las túnicas que estrenaron los cerca de 150 nazarenos que formaron el cortejo. El paso junto a la imaginería también fueron novedades causando sensaciones positivas. La Paz la conforman gente trabajadora, cofrades que luchan por la realidad que hoy viven, unas ganas que se pusieron de evidencia en las calles con una salida procesional en la que se cuidó todo, excepto el lunar en el retraso de la salida, casi diez minutos, y la lentitud en el caminar del cortejo al inicio. Los nervios del primer día jugaron en contra de la cofradía. El tiempo, algo más fresco, fue la perfecta aliada para una salida que tuvo varios signos. El fiscal llamó a la puerta de la iglesia que se abrió dejando ver los primeros nazarenos, los de la cruz de guía, que fueron saludados con el himno nacional y la marcha Resucitó, todo interpretado por la Agrupación de Valme. Hubo una representación de la hermandad de la Presentación al Pueblo de Dos Hermanas, así como un nazareno de La Defensión y otro de La Lanzada, que por cierto vistió la túnica nueva. Con estas tres corporaciones, La Paz mantiene unas muy estrechas relaciones. Una reliquia del Lignum Crucis formó parte del cortejo y otro signo de apego con el barrio fue la presencia de los Bomberos que dieron escolta al paso. Y la gente de abajo lo dieron todo en la salida. Salvando la puerta, sonó el himno seguido de Jesús de la Paz y Virgen del Refugio sin arriar el paso hasta que éste no abandonó la calle para adentrarse en la barriada de España. Con emociones contenidas,  La Paz empezó a caminar  por toro renglón de su corta historia, con paso firme sin olvidar de dónde vienen y mirando hacia su gente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios