El paso de misterio de las Cinco Llagas también será restaurado

  • Al igual que el de La Cena, cuyos trabajos ya han empezado, la hermandad ha optado por someter la talla creada por José Ovando en 1951 a un proceso de restauración que dirigirá Francisco Bazán

La hermandad de Las Cinco Llagas se ha sumado a las iniciativas de restauración de su paso de misterio que en estos momentos están en marcha. Al igual que sucede con el de La Cena, la cofradía de la Madrugada ha decidido someterlo a un proceso de restauración en vez de optar por el dorado o la realización de uno nuevo, siguiendo el criterio de conservar este patrimonio nacido de las manos de José Ovando en el año 1951.

Justo después de Semana Santa empezarán los trabajos en la misma casa de hermandad donde los técnicos de la empresa Ressur, con Francisco Bazán al frente, iniciarán una intervención que se prolongará por espacio de dos años y por fases del tal forma que el Señor de la Vía Crucis no dejará de salir ninguna Madrugada en su paso. Así lo explica el hermano mayor, Francisco Barra, que recuerda que este paso "forma un binomio perfecto con el Señor, es decir, hay una clara correspondencia entre la imagen y las andas". Barra afirma que desde un principio se tuvo muy clara la idea de restaurar frente a dorar o meterse en un nuevo paso, "lo que sería una locura, tal y como nos confirmó el propio Francisco Bazán que lo calificó como una joya".

El objetivo de la intervención es resanarlo en todas sus partes, desde las maderas hasta el dorado y el policromado ya que el principal daño que padece es a causa del paso de los años y de las no pocas mojadas que le ha caído en la calle.

En esto, el hermano mayor recuerda que la obra de Ovando se doró a partir de monedas de oro que el entonces hermano mayor, Enrique Fernández de Bobadilla, se trajo de Méjico. "El paso es un símbolo de la cofradía y en ello también juega el cariño que le tenemos. El Señor y el paso forman un solo cuerpo", concluye Francisco Barra que también aclara la forma que está empleándose para financiar el trabajo.

Este mes se está informando a los hermanos que son los que están aportando y a corto plazo pondrán en marcha diferentes iniciativas para recaudar fondos. Entre tanto, la restauración del misterio de La Cena ya ha empezado. En este caso, la intervención es más complicada y costosa dadas las características de este impresionante misterio que ya se encuentra en el local donde trabajará el equipo de Francisco Bazán. Para garantizar la financiación del trabajo, la hermandad ya ha aprobado una fórmula con la aprobación del cabildo. Ahora resta solucionar el problema para la próxima Semana Santa y dilucidar en qué paso irá el misterio de La Cena al completo o si se opta finalmente porque salga el Señor sólo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios