Análisis 'Gravity Rush Remastered'

  • El catálogo de juegos remasterizados para la consola de Sony incorpora con acierto uno de los grandes títulos para PS Vita.

Gravity Rush llega a PlayStation 4 como una apuesta precedida de una arriesgada decisión, trasladar el desarrollo de un juego relativamente reciente, originalmente planteado para PlayStation Vita hasta la nueva doméstica de Sony en formato remasterizado. Pero, además de presentar una obra singular e interesante, la nueva edición desarrollada por Bluepoint Games también debería llamar la atención por ofrecer una renovada base gráfica que muestre el arte japonés original con siluetas más estilizadas y una nueva profundidad plástica, y aunque no pueda ni deba desligarse de su estructura original, el juego ofrece una extraña sensación de novedad.

Bailando con gatos

El argumento del juego nos pone en la piel de Kat, una joven desmemoriada que no es capaz de recordar quién es, dónde se encuentra y por qué tiene el poder de flotar y desplazarse por el aire. En medio de tanto misterio, nuestra heroína se dará cuenta que no está sola, ya que desde su amnésico despertar se encuentra acompañada por un gato un tanto particular. Rápidamente Kat descubrirá que su nueva mascota es muy diferente de sus congéneres, ya que con su ayuda, la chica es capaz de variar la gravedad a su alrededor. A partir de este instante, el juego comienza a desgranar una aventura donde encontraremos las respuestas que buscamos, al tiempo que ayudaremos a los ciudadanos de Hekseville a resolver los extraños sucesos que están sucediendo en la ciudad, que se encuentra bajo el asedio de unas criaturas que pueden modificar el entorno y destruir todo a su alrededor.

Durante todo el viaje, Kat tendrá que hacer frente a centenares de misteriosos enemigos, los Nevus. Éstos se presentan bajo diferentes formas y tamaños, y a pesar de no ser complicados de eliminar, su localización se convierte en ocasiones en algo frustrante, ya que  para continuar avanzando, tenemos que liquidar una cantidad concreta de monstruos, pero la ausencia de un sistema de ayuda a la orientación y la enorme cantidad de escenario que se presenta en pantalla, permite pasar por alto algunos enemigos pequeños. Esto se traduce en combates que se extienden demasiado en el tiempo ya que además, estos enemigos terminan volando lejos de la batalla, por lo que resulta muy difícil encontrarlos en medio de la acción para completar la secuencia de manera fluida.

Cayendo hacia el cielo

La sabiduría popular afirma que los gatos negros son un indicativo de mala suerte, pero éste no es el caso de Dusty, nuestro acompañante, una criatura que adopta la forma del felino y es capaz de liberar interesantes poderes, así como de desafiar la gravedad. Pero variar la dirección de la gravedad no es fácil. Los primeros pasos sin gravedad son torpes, y la curva de aprendizaje es algo dura. Los botones del mando nos servirán para atacar, movernos, flotar en gravedad cero, cambiar la gravedad o reiniciar el estado de la misma. A primera vista parece complicado por una sola razón: lo es.

Sin embargo, antes de terminar de cogerle cariño a la amnésica protagonista, el jugador ya volará a su antojo y disfrutará de los beneficios que otorga este interesante método de control trasladado al mando Dualshock 4. La mecánica de control también ofrece algunos desafíos muy interesantes, ya que permite elaborar tácticas como evitar la presencia de la policía caminando por debajo o por los laterales de la zona a atravesar. Lo importante es plantearse los retos de la manera más creativa posible para solventarlos.

Para avanzar en la aventura, Kat debe completar una serie de misiones ligadas a la historia. Éstas se acompañan de objetivos de desafío. La ciudad está llena de instalaciones estropeadas. Para repararlas, el jugador debe usar gemas preciosas y abrir una nueva misión de desafío. Estas últimas misiones no afectan a la historia del juego, pero ofrecen la oportunidad de obtener más gemas. Éstas también se pueden encontrar esparcidas por toda la ciudad o derrotando enemigos. Se reparten en tres categorías: Gemas de Salud, Gemas de Energía y Gemas preciosas. Las primeras sirven para restaurar la barra de salud de la protagonista, las segundan controlan el indicador de gravedad, un indicativo circular que se agota, limitando el uso de la gravedad. Por último, las gemas preciosas que se utilizan para reparar maquinaria estropeada o para mejorar las habilidades de Kat. A través de un simple y correcto menú, se pueden personalizar ciertos aspectos como poderes y habilidades.

Gravity Rush también incorpora un útil mapa donde el jugador puede comprobar su posición actual y marcar su próxima parada, aunque también contamos con atajos que facilitan nuestro desplazamiento por la ciudad, como los pozos, que permite a Kat desplazarse a otro pozo de un lugar diferente. No obstante, a medida que el jugador explora su entorno, se irán desvelando nuevos elementos de transporte, como trenes o aerobotes. A diferencia de los pozos, estos no son instantáneos, pero permiten recolectar gemas adicionales y realizar nuevos descubrimientos.

Remozado gráfico

La dirección artística y la remasterización que presenta Gravity Rush es una auténtica delicia. Los 60fps permiten que el estilo gráfico cel shading que el juego incorpora en PS4 se comporte de la manera que lo hace un cómic animado, algo que se refuerza en las escenas de transición que van remarcando los eventos más importantes de la aventura. Aunque el juego no llega doblado a nuestro idioma, esto tiene una explicación, ya que los personajes tienen un idioma propio que ha sido perfectamente subtitulado en castellano tanto en los diálogos como en los menús y pantallas de juego. Por su parte, el acompañamiento musical ofrece melodías muy trabajadas que permanecerán en la memoria de quienes acompañen a Kat en su búsqueda.

Conclusiones

El catálogo de juegos remasterizados para PlayStation 4 incorpora con acierto a Gravity Rush, uno de los grandes títulos para PS Vita que nos servirá para mitigar la espera de la secuela, que se encuentra actualmente en desarrollo en exclusiva para la doméstica de Sony. Sin duda se trata de una oportunidad inmejorable para acompañar a Kat en su aventura. Aunque la edición tampoco incorpora los extras necesarios como para darle otra vuelta si ya lo hemos jugado en la portátil de Sony, aquellos que no conozcan el juego tienen una magnífica oportunidad para disfrutar de la original y divertida propuesta de Gravity Rush a un precio reducido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios