Sevilla FC

Ganso, cinco citas para reivindicarse

  • La exhibición del brasileño estuvo condicionada por la fragilidad del rival, pero está fresco en la fase final

Correa celebra eufórico con Ganso la consecución del 1-0. Correa celebra eufórico con Ganso la consecución del 1-0.

Correa celebra eufórico con Ganso la consecución del 1-0. / julio muñoz / efe

En el fútbol todo es relativo y puede que la exhibición de fútbol y goles de Ganso estuviese directamente condicionada por la fragilidad defensiva de un rival que le dejó muchos metros a un futbolista de su talento. Claro que esto no se podrá comprobar hasta ver las evoluciones del propio Ganso ante otro rival. Resulta curiosa la eclosión que dejó el viernes el mediocampista brasileño después de 20 partidos nada menos, desde la jornada 12 a la 32, sin participar ni un minuto en la Liga, que se dice pronto. Desde que Jorge Sampaoli lo quitase en el minuto 70 en Riazor, donde el Sevilla remontó sin él, Ganso apenas jugó con el Formentera y en la ida copera en el Santiago Bernabéu, que terminó de hundirlo. Su resurrección, no obstante, da pie a cierta esperanza.

Coincide esta eclosión primaveral del talentoso jugador de 27 años con el final de temporada. Ganso está fresco después de ese larguísimo periodo de 20 jornadas de Liga sin jugar, con fases de hasta siete partidos seguidos sin siquiera ser convocado, mientras que los rivales, todos los equipos incluido el Sevilla, andan ya con la luz de reserva encendida y las piernas bastante cargadas. Y esto puede paliar el evidente desfase de ritmo que lastró a Ganso al principio de la competición.

El ex jugador de Santos y Sao Paulo, que llegó envuelto de una elevada expectación por su indudable calidad y un precio algo elevado de 9,5 millones de euros, apenas ha participado en siete partidos de Liga de 32. En 350 minutos ha dejado pinceladas de su clase, ha tenido suplencias importantes, como las de Las Palmas y Alavés al principio de Liga -ésta con excelso taconazo para que Ben Yedder marcara el 1-0-, y otros partidos en los que fue superado, como el de Ipurua. Ante el Granada, en cambio, destapó el tarro de las esencias.

La duda es si con lo que el Sevilla se está jugando Sampaoli se atreverá a darle más minutos a Ganso ante rivales de más enjundia que el Granada. Con Nasri renqueante y Franco Vázquez algo olvidado, las cinco citas que quedan pueden ser su gran ocasión para reivindicarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios