Sevilla FC

Montella, el arquitecto de la resurrección

  • Old Trafford, victoria ante el Manchester United y lección táctica a José Mourinho: estos fueron los poderosos argumentos que ofreció el Sevilla en un triunfo histórico que puso en el foco al técnico italiano

Montella, feliz, tras lograr el pase a cuartos de la Liga de Campeones. Montella, feliz, tras lograr el pase a cuartos de la Liga de Campeones.

Montella, feliz, tras lograr el pase a cuartos de la Liga de Campeones. / EFE

El Sevilla se clasificó este martes para los cuartos de final de la Liga de Campeones con su triunfo 1-2 en el campo del Manchester United. No sólo fue el pase y la adquisición inmediata de prestigio, sino la forma en cómo se produjo. Y todo ello dentro de una temporada complicada para un equipo capaz de lo mejor y lo peor y que transita por la quinta posición de la Liga.

Montella llegó al Sevilla el 30 de diciembre para sustituir al argentino Eduardo Berizzo, que fue despedido una semana antes por malos resultados. Montella llegadaba sin demasiado currículum, era casi desconocido en España y no tenía experiencia alguna en la Liga. Un mes antes había sido destituido en el Milan cuando éste ocupaba la séptima posición tras 14 jornadas de la Serie A. No parecía un gran aval.

Montella tomaba un plantel con calidad, pero con notables deficiencias. Por ejemplo, tenía tres laterales izquierdos pero casi ninguno en la derecha, donde Jesús Navas se tuvo que reconvertir tras toda una vida como extremo. Además, el técnico italiano tuvo que trabajar en el estado anímico de unos jugadores que rendían muy por debajo de sus posibilidades, casos de Éver Banega, Steven N'Zonzi, Franco Vázquez, Luis Muriel o Ben Yedder.

El primer éxito irrefutable fue la clasificación del Sevilla para disputar la próxima final de la Copa del Rey ante el Barcelona y lo siguiente, ya de dimensión internacional, fue su exhibición en Old Trafford. "Este juego es así, permite que un presupuesto muchísimo menor sea capaz de comerse a quien tiene billetes para contratar a futbolistas de 70 u 80 millones de euros", suscribió este miércoles Diario de Sevilla.

Montella quiso el balón al que renunció Mourinho. Dio el máximo protagonismo a los centrocampistas N'Zonzi y Banega, que gobernaron una zona del campo a la que su rival no le dio importancia, y sus jugadores crearon superioridad para desactivar los intentos de presión del enemigo. Además, acertó con los cambios y para el tramo final dio entrada al pequeño delantero Wissam Ben Yedder, autor de dos goles llenos de habilidad que sepultaron a su reputado rival.

"Siempre asumimos riesgos en nuestro trabajo. En el partido contra el Valencia del fin de semana jugamos igual, pero un error nos condenó. Hoy el equipo ha estado casi perfecto", explicó Montella refiriéndose a la anterior derrota 2-0 en casa en la Liga española.

Si el argentino Jorge Sampaoli fracasó la temporada pasada en octavos de final al caer ante el Leicester cuando era favorito, esta vez ocurrió lo contrario. Montella guió al imprevisible Sevilla ante otro equipo inglés y el club español se metió entre los ocho primeros. Un logro espectacular por cómo y ante quién se produjo.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios