La Junta aboga por medidas para elevar el beneficio de los pescadores

  • Los mecanismos, que se publicarán el próximo día 6 en el BOJA, aportarán un valor añadido para la mercancía fresca y "alguna otra iniciativa imaginativa"

El consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Martín Soler, propuso hoy la introducción de mecanismos de mejora en la comercialización que permitan subir los precios del pescado en primera venta como un aumento del tamaño del producto, un valor añadido para la mercancía fresca y "alguna otra iniciativa imaginativa".

En respuesta a preguntas de los periodistas tras mantener una reunión con la directiva Cajamar, el consejero instó al sector, en huelga indefinida desde el viernes por el aumento de los precios del combustible, a no limitarse a pedir soluciones a la Administración sino a ser también "corresponsable" porque el pescado es un producto de altísima calidad, con altos precios en las cartas de los restaurantes y, sin embargo, con un precio bajo de salida que, en su opinión, "depende mucho del sector".

No obstante incidió en que el Plan Integral de Apoyo a la Pesca dotará al sector de mejores condiciones, con unas ayudas que se publicarán en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el próximo día 6.

Soler recordó que se reunirá además el próximo miércoles con el sector para explicar el Plan de Modernización del Gobierno andaluz, que permite la petición de unas subvenciones que, según él, podrían desaparecer en 2013 o tener una menor cuantía, por lo que recalcó la obligación de la Junta de "utilizar bien" las ayudas y gastar el dinero "en aquello que quede para siempre y sea una solución definitiva".

En este sentido, precisó que el Ejecutivo andaluz dispone de un fondo especial para la pesca de 300 millones euros para el periodo 2007 a 2013 con el fin de revitalizar la actividad mediante el diálogo y el acuerdo con sector y con la puesta en marcha de medidas orientadas a la modernización de los buques, con la incorporación de nuevas tecnologías que permitan una reducción del uso de combustible del 50 por ciento.

Sin embargo subrayó que el plan contempla otras herramientas como la explotación sostenible de los caladeros, el mantenimiento de los periodos de veda, el uso de las artes, la diversificación de los caladeros, la potenciación de la acuicultura y la transformación del producto fresco en elaborado.

Soler indicó que junto al pesquero hay otros sectores como el agrícola, el ganadero y el de los transportes por carretera afectados por la subida del petróleo, que es un "problema común" para todos los países del mundo y de cuyos perjuicios son conscientes tanto el Gobierno central como el andaluz.

Para el consejero, al tratarse "de un tema tan importante y que que afecta al conjunto de la economía y de los países", la Junta pide soluciones "de carácter global" para defender los intereses de agricultores, ganaderos, pescadores y transportistas e intentar que la subida del combustible pueda ser soportada mientras se ponen en marcha planes de diversificación, de ahorro o de incentivo de otras actividades.

El consejero anunció también la celebración hoy de la primera reunión con la Organización Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía, Hortyfruta, para poner en común los distintos análisis sobre costes y rentabilidad del sector agrícola andaluz mediante la constitución formal de una mesa de trabajo que defina dónde hay margen de ahorro de costes e incremento de beneficios.

Soler detalló que el objetivo de este equipo es elaborar un "riguroso" documento que permita tener una hoja de ruta para presentarlo al Gobierno central y que permita reorientar las ayudas autonómicas, llamar a la puerta de otras administraciones, hablar con la empresa privada, comercializadoras y distribuidoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios