Del Río considera "prematuro e injustificado" desplazar las nuevas secciones penales a Sevilla y Málaga

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, justificó ayer su voto particular del martes en contra de la dispersión de las nuevas secciones penales -al que se adhirieron otros tres miembros de la sala de Gobierno del alto tribunal-. "No veo ahora mismo circunstancias objetivas que justifiquen esta decisión", dijo Del Río, que eludió entrar en debates territoriales y localistas. El presidente del Alto Tribunal andaluz aseguró que sus motivos responden a criterios estrictamente "objetivos" y de operatividad.

Según su critero, cualquier desplazamiento de secciones deje justificarse en la búsqueda de una mejor administración de justicia o en la sobrecarga de trabajo, algo que en este caso, de momento, no se cumple y sobre lo que estadísticamente no hay datos.

El desplazamiento de esas nuevas secciones penales a Sevilla y Málaga es, para Del Río, "injustificada y prematura" y no responde má sque a "lógicas e intereses de carácter local", ya que no cubre "necesidades reales de organización judicial y de optimización de recursos", por lo que a su juicio deberían constituirse en el seno de la Sala Civil y Penal del TSJA.

Lo ideal, apuntó Del Río, sería una puesta en marcha escalonada en función de la entrada de asuntos. Su propuesta "para una descisión de esta trascendencia" pasa por constituir esas nuevas secciones de apelación en Granada, en el seno de la Sala Civil y Penal, y hacerlo con un "mínimo refuerzo", frente al gasto que acarrearía el traslado de las secciones fuera de Granada, tanto en infraestructuras como en personal (jueces, letrados de la administración de justicia y funcionarios). Esto posibilitaría también "una mejor organización, una mejor unidad de criterio y una mayor seguridad jurídica", en línea con el sistema colegiado de trabajo que piden desde el TSJA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios