Saldaña abandona Cartuja por los recortes y al sentirse "amortizado"

  • El ex consejero asegura que los gobiernos locales no se interesaron por la tecnópolis hasta 2009.

Comentarios 8

Varios motivos para una dimisión. Los recortes del Gobierno y la pérdida de peso en el seno del PSOE andaluz están detrás de la decisión tomada por Isaías Pérez Saldaña para abandonar su cargo como presidente del Parque Científico y Tecnológico Cartuja. Así lo dio a conocer este jueves en el transcurso de una rueda de prensa donde no faltaron reproches a las distintas administraciones por su escasa implicación en un recinto al que calificó como "el barrio científico de Sevilla" al ser el único parque de estas características integrado en la ciudad. 

El que fuera consejero de Bienestar Social y Agricultura expuso como primer motivo el recorte sufrido en el plan I+D+i que el Gobierno destina a las empresas de innovación. "En esta sociedad hemos sido capaces de captar 83 millones de euros desde 2005 para más de 100 proyectos empresariales, cantidad que ha movilizado una inversión total de 105 millones", explicó Saldaña, quien añadió que "con los recortes en los programas estatales hemos pasado de los 22,3 millones que gestionamos en 2011 a los 42.000 euros de 2012". Esta merma deja "sin sentido" -en palabras del ex consejero- su permanencia en la sociedad que ya cuenta con una dirección general. "Con mi renuncia la plantilla de esta pequeña empresa se reduce a 21 trabajadores, ya que en los últimos años se han producido varias jubilaciones". La presidencia no ejecutiva la ocupará, una vez que se formalice su renuncia en el próximo consejo administrativo de Cartuja, el consejero de Economía, Ciencia, Innovación y Empleo, Antonio Ávila. 

Los recortes no son el único motivo para la renuncia de Saldaña, quien explicó que "tras los últimos congresos del PSOE y al comprobar que no ocubapa ningún órgano de responsabilidad ni de participación, me di cuenta que mi partido ya me había amortizado", una situación que "en nada tiene que ver" con su vinculación a la etapa del ex presidente de la Junta, Manuel Chaves. 

La despedida de la presidencia de Cartuja vino acompañada de unas valoraciones sobre la implicación de las administraciones en este parque. Para Saldaña, es necesario que se invierta más en innovación, al ser la única salida a la crisis. "Es una tragedia que tras años de gasto para formar a universitarios, éstos no puedan desarrollar su labor en las empresas de Cartuja y se vean abocados a emigrar al extranjero para trabajar". 

Pero también hubo reproches para la Junta y el Ayuntamiento. A la primera le exigió que conectara la parada del Cercanías en la Cartuja con Blas Infante, para hacer efectiva la accesibilidad al parque. Al Consistorio le recriminó que hasta 2009 no empezara a "interesarse" por este recinto con mejoras como las llevadas a cabo con el Plan Proteja. "Antes consideraban a Cartuja como el barrio de los ricos", añadió Saldaña, quien considera que las autoridades municipales de Málaga tienen más "cariño" a su parque "que todos los partidos que han gobernado Sevilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios