Vecinos de Arriate recuerdan a la niña asesinada en el día de su cumpleaños

  • Acompañaron a la familia en un recorrido hasta el lugar donde fue encontrado el cadáver

Comentarios 2

Más de cien vecinos de la localidad de Arriate (Málaga) acompañaron ayer a la familia de Esther Jiménez, la niña de 13 años asesinada brutalmente, hasta el lugar donde fue hallado su cadáver, en la caseta de una depuradora de una piscina privada ubicada a 200 metros del casco urbano. Finalmente, los propietarios de la finca, la Guardia Civil y la Policía Local permitieron a la familia de la menor y a los vecinos depositar flores en la misma caseta autorizando la concentración que se ha llevado a cabo esta noche con motivo del cumpleaños de la joven. Esther habría cumplido a las 22:30 de ayer 14 años. La familia salió del domicilio poco antes esa hora y recorrió las calles del pueblo hasta llegar al lugar, en la zona del Membrillar, seguida de los vecinos visiblemente afectados. En la caseta, convertida en un altar, los vecinos, familiares y compañeros dejaron flores, un retrato de la niña y una figura de un ángel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios