FÚTBOL l Tercera División

El Arcos se juega no tener que mirar abajo

Comentarios 1

El Arcos intenta salir del estado enfermizo en el que se encuentra tras enlazar siete jornadas ligueras sin ganar, con dos empates y cinco derrotas, y habiendo encajado once tantos y tan sólo tres a favor. Por si este paupérrimo balance no fuera bastante negativo bastaría contemplar al conjunto arcense como el segundo equipo más rácano de la categoría en goles marcados, superado solamente por el farolillo rojo de la tabla, el Xerez B. En el Barbadillo es donde el Arcos ha naufragado más esta temporada que en las dos anteriores campañas juntas y en donde el club ha sufrido en carne propia las heridas más dolorosas del campeonato.

Los jugadores han perdido en su propio feudo la confianza y el descaro que antaño le convirtieron casi en imbatibles y es en su campo donde sus jugadores se sienten más incómodos e inseguros, como lo ha demostrado una encuesta interna realizada a los futbolistas arcenses que han llevado los componentes del cuadro técnico encabezado por Luna. Todas estas variables es lo que están tratando de cambiar el entrenador jerezano y su ayudante Javi Ravelo, que durante la semana han insistido una y otra vez en tomar el pulso a un equipo enfermo para descubrir su dolencias y aplicarle curación lo antes posible.

Por lo pronto, los integrantes del Arcos han recuperado la sonrisa y la alegría dentro y fuera del vestuario, pero no la tranquilidad ni la seguridad en sí mismos, que sólo pueden llegar con resultados favorables y para hacerlo lo primero sería conseguir derrotar a la UD Los Barrios en lo que se prevé como una auténtica final.

Y es que de no llegar el ansiado triunfo que tanto se le resiste al Arcos, habría que empezar a pensar en luchar por asegurar la permanencia, circunstancia desconocida para un club que ha navegado en estas dos últimas temporadas por aguas mucho más tranquilas que las que ahora surca.

Luna pudo probar a sus pupilos el pasado jueves en un partidillo frente al Florida en el que situó al sevillano Vidal de interior izquierda y no de lateral, posición a la que ya estaba abonado con Oliva y que reducía enormemente las opciones ofensivas de un equipo no sobrado para nada de cualidades atacantes por las estadísticas señaladas anteriormente.

Tampoco quiere volverse loco el técnico jerezano cambiándolo todo y a todos, más bien es partidario de ir conociendo a fondo a sus jugadores para tomar las decisiones mejores y menos traumáticas. Así las cosas, para esta tarde ha convocado a toda la plantilla, excepto a las dos bajas por lesión que hay en este momento, el central zurdo Miguel Sánchez y el organizador malagueño David Ávila, de tal forma que contará con Melli y Edu Villegas (porteros); Juanjo, Vito, Casillas, José Manuel, Mere, Juan José y Caminero (defensas); Víctor Vía, Guti y Benjamín (medios); Abel Calatayud, Nico, Dani Venegas y Vidal (centrocampistas); y Javi Moreno, Bello, Kraus y Henares (delanteros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios