Celes Vizcaíno, pionera de la pizarra

  • La entrenadora onubense, única mujer en España que entrena a un equipo masculino de baloncesto en categoría nacional, quiere ser el motor que impulse la igualdad en los banquillos.

Celes Vizcaíno Celes Vizcaíno

Celes Vizcaíno / M.G.

Comentarios 0

Las redes sociales vibraron cuando se conoció el nombramiento el verano pasado. Un seguimiento virtual para un hito muy real: Celestina Vizcaíno Domínguez (Huelva, 1976) es la única mujer en España que entrena a un equipo masculino de baloncesto en categoría nacional.

Estuvo ocho años en Palos y, este verano, recibió la llamada del director técnico del Telwi Club Baloncesto San Juan. "No me considero una mujer feminista, pero sí estoy buscando constantemente la igualdad. Trabajo mucho con mis alumnos en ese sentido y siempre he defendido que hay que darle la oportunidad a la mujer entrenadora. Si no le damos la oportunidad para que tenga visibilidad, siempre va a haber de manera predominante hombres al frente de los equipos masculinos y de los femeninos. Por eso, tuve que decir que sí", asevera Celes.

Los pesos pesados del vestuario sanjuanero son dos históricos del baloncesto onubense: los dos Antonios, Gómez y Rodríguez. "La relación con los jugadores es buena. En cualquier grupo humano, las relaciones basadas en el respeto mutuo son vitales". En el vestuario del San Juan hay una mezcla perfecta entre los valores de responsabilidad, compromiso y pasión por el baloncesto de los veteranos y los de las nuevas generaciones, que son la ilusión, el hambre y las ganas de aprender. "Cuando un veterano corrige a un joven, le llega más que si se lo dice un entrenador. Gómez y Rodríguez han estado a la altura, porque fueron capaces de darle serenidad al equipo cuando perdimos cinco partidos seguidos y pudimos superar esa crisis", señala.

Celes ha sido jugadora de básket casi 30 años en equipos de Huelva como el Gilest o el Conquero y siempre tuvo que convivir con un entrenador en el vestuario. "Nunca me sentí incómoda con eso. Tengo un respeto total hacia mis jugadores y les doy su espacio. Siempre le pregunto al capitán si es buen momento para entrar e incluso nos gastamos bromas. Me considero entrenadora de baloncesto y trato de huir de la diferenciación de género", dijo.

La coach Celes nunca disculpa un error propio. Lo reconoce y, a partir de ahí, trata de construir. "Los errores del equipo son mis propios errores. Ellos saben que me puedo equivocar más o menos veces, pero siempre desde la honestidad y la sinceridad. Yo soy feliz cuando un partido se gana y la gente los felicita a ellos. Tengo muy claro que los protagonistas son los jugadores", matiza.

Celes asegura que nunca ha recibido un trato especial por ser mujer en el mundo del baloncesto, pero tampoco trabas. "No te ponen zancadillas, no te tratan mal, pero te ponen un techo de cristal, es decir, siempre tienes que demostrar mucho más que un hombre para tener las mismas oportunidades", comenta Vizcaíno. La formación de Celes es exquisita: tiene dos carreras, una tesis doctoral, es entrenadora superior y maestra de Educación Física desde hace 13 años. Algunas anécdotas curiosas revelan que la igualdad sigue siendo noticia: "Cuando vas a una cancha, mucha gente piensa que soy la fisioterapeuta o la delegada. Algunos espectadores han venido en los tiempos muertos a hacerme una foto y compartirla para demostrarle a algún incrédulo que una mujer estaba entrenando a un equipo de EBA. Y hay árbitros que me han saludado la última porque se creían que era la fisioterapeuta".

Celes ha demostrado que el desembarco de las mujeres entrenadoras en el baloncesto puede ser una realidad. Y los dueños de los clubes deben pasar por ese aro.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios