Ni Celta ni Poli pueden permitirse un tropiezo

El Celta no puede permitirse, tras las dos derrotas consecutivas ante Castellón (1-2) y Éibar (2-1), ningún nuevo fallo ante el Polideportivo Ejido, si no quiere descolgarse de la lucha por el ascenso.

Los celestes contarán con Jorge Larena y Jesús Perera, que no pudieron jugar ante el Éibar por sanción, así como con Quincy Owusu, tras su presencia en la Copa de África.

El Poli Ejido, que es colista, intentará sumar con vistas a buscar la salvación. Con 21 puntos y una mala renta de cinco victorias, seis empates y trece derrotas, son los peores visitantes de la categoría, ya que lejos de su tierra sólo han contabilizado cinco puntos, fruto de un triunfo y dos empates.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios