Fútbol l Segunda División A

Mikel Etxabe firma el empate

  • El jugador vasco, que se pierde su regreso a Chapín por una lesión de rodilla "que se está alargando más de lo debido", no sabe si es mejor enfrentarse a un Xerez herido porque "despertará cualquier día"

El colegiado vasco Gorka Gardeazábal Gómez ha sido el elegido para arbitrar el primer partido del Xerez en 2008, ante el Poliderpotivo Ejido en Santo Domingo. El 'trencilla' vasco ha pitado hasta el momento nueve encuentros, con dos victorias locales (Celta, 2; Las Palmas, 0. Y Cádiz, 3; Racing de Ferrol, 1); cuatro triunfos visitantes (Salamanca, 0; Sevilla Atlético, 1. Tenerife, 0; Hércules, 1. Nástic, 0; Albacete, 2. Y Málaga, 0; Numancia, 1); y por último tres empates, (Granada 74, 1; Castellón, 1. Córdoba, 1; Poli Ejido, 1. Y Hércules, 1; Málaga, 1).

Pese a que en verano subrayó en rojo el partido de Chapín, Míkel Etxabe no estará mañana en Jerez pues aún está convaleciente de una operación de rodilla a la que fue sometido hace ya cinco meses. El lateral del Éibar siente nostalgia en una semana "en la que me gustaría volver a Chapín, sobre todo porque pensaba que a estas alturas de Liga ya iba a estar jugando, pero bueno, el fútbol tiene estas cosas. Afortunadamente voy mejorando y dentro de poco volverá a jugar".

Etxabe admite que durante todo este tiempo "uno lo pasa mal porque nunca había tenido una lesión tan grave, lo peor hasta ahora habían sido lesiones de dos meses como máximo. Ésta se está alargando más de lo debido pero lo importante es quedar bien".

El cuadro armero ha iniciado la Liga de forma brillante y ha sorprendido a más de uno por la remodelación que ha sufrido su plantilla. En este sentido, el de Aretxabaleta señala que "a principios de temporada teníamos claro cuál era el objetivo, conseguir los 50 puntos y mantenernos. Por ahora llevamos una buena línea y llevamos 24 aunque en algunos partidos se nos han ido alguno que otro en los últimos minutos. Antes de empezar la temporada cualquiera hubiera firmado estar en esta situación". "Es verdad que nos hemos acoplado muy rápido -explica el ex xerecista- porque ha venido mucha gente de Segunda B y Tercera, gente que viene cedida de la Real y claro, no es fácil. Además, hay mucha gente que debuta este año en la categoría, pero nos hemos conjuntado rápidamente".

Como otros muchos, Etxabe se sorprende de la posición del Xerez. "Con los jugadores que tiene no sé por qué está ahí abajo con sólo 14 puntos. Pero bueno, quizás merecen tener más puntos, pero cuando te metes en una dinámica así cuesta ganar. Ojalá puedan coger la racha buena después del sábado".

Preguntado sobre si es el mejor momento para enfrentarse al Xerez, el defensa sugiere que "nunca se sabe porque con la calidad que tienen cualquier día despertarán. Es evidente que saldrán con esa ansiedad de querer ganar, pero tampoco te puedes fiar. Para nosotros hasta el empate es bueno".

Por último, y al hablar del secreto este Éibar de Mandiola, Míkel asegura: "Es muy simple, que somos un bloque. Todo el mundo corre y sabe lo que tiene que hacer. Hay un núcleo fuerte del año pasado y los que han venido han entendido rápidamente la filosofía del club. Esa es la mayor virtud que tenemos".

Lucas Lobos fichó ayer por el conjunto mexicano del Tigres de Monterrey, equipo en el que jugará las próximas tres temporadas. "Espero que la afición del Cádiz entienda que es un progreso para mí y seguro que, los que me quieren, lo comprenderán. El presidente no me quería vender, pero tengo que seguir creciendo como futbolista". Por su parte, Antonio Muñoz lamentó la salida de Lobos, que se había convertido, en los últimos dos años, en uno de los referentes de la plantilla para la afición y del que elogió la calidad técnica de su juego.

El entrenador de la Real Sociedad, Chris Coleman, puede convertirse en un caso único en el fútbol profesional al insistir en abandonar el club si los nuevos gestores que tomarán las riendas el 3 de enero deciden, contra su voluntad, incorporar muchos refuerzos. El técnico galés se mostró contundente al respecto. Piensa en la contratación de uno o dos futbolistas para reforzar al equipo. "Si se fichan jugadores jóvenes para la Real Sociedad (en referencia al centrocampista del Arsenal Fran Mérida), estamos frenando el progreso de los jóvenes de aquí".

El guardameta del Málaga Iñaki Goitia comentó que no le gustaría entrar en las críticas -que recibió en el partido de la pasada jornada- porque "una de las muchas virtudes del equipo" es que todos van en "la misma dirección". Goitia ha asegurado que no se siente inseguro pese a que el equipo "está en una racha en la que no está teniendo resultados muy positivos" pero que respeta todas las opiniones. "Arnau y yo estamos en el mismo equipo para aportar lo mismo y el puesto de portero es lo que tiene, sólo puede jugar uno», añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios