El Rayo encajó el tercero con dos más

La Unión Deportiva Tarifa sigue con paso firme en casa y ayer dio una nueva muestra de que sacar algún punto del López Púa está muy caro esta temporada. Los tarifeños doblegaron al Rayo Sanluqueño a pesar de la mala tarde que tuvo el colegiado Ruiz Reguera, quien en un partido de guante blanco mandó a la ducha a dos jugadores locales por protestar.

Una vez más la solvencia en ataque del equipo de Emiliano Triviño y el orden bastaron para encarrilar el encuentro desde my pronto. La conexión Andrés Hoyos-Peinado funcionó a las primeras de cambio. El primero dio el pase y el segundo ejerció de goleador en el minuto 6.

A los pocos minutos fue Andrés Hoyos quien enchufó un zapatazo de volea para marcar el segundo, en el 17'. El Tarifa dominaba y plasmaba su control en goles ante un rival que apenas se había asentado en el terreno de juego. El Rayo pudo recibir la sentencia en el 27' pero Chano estrelló un penalti en el larguero.

Los sanluqueños, con fama de rocosos en su campo, casi no inquietaron a Goito aunque en la segunda mitad dieron algunas señales de vida. El Tarifa se quedó con diez hombres en el 73' y con nueve en el 83', pero lejos de venirse abajo logró la puntilla en el 90' con un tanto de Pizarro a pase de Reyes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios