Fútbol l Tercera División

"Seguro que no voy a dimitir porque eso sería una cobardía total"

  • Antonio Puche subraya que los jugadores del Xerez B "están comprometidos" y dice que "vamos a pelear hasta el final"

No son pocos los que tienen asumido que lo del Xerez B esta temporada ya no tiene arreglo. Claro que aunque sólo fuera por obligación el entrenador del filial, Antonio Puche, no es partidario de arrojar la toalla. Puche subraya que "no lo digo sólo por obligación, sino lo que me hace ser optimista es que los chavales tienen una actitud positiva y están comprometidos".

El preparador xerecista reconoce que "tal y como nos encontramos el discurso de creer en la salvación a algunos les puede parecer una tontería, pero he sido futbolista y entrenado a equipos y por supuesto he visto cosas igualmente de complicadas que la que nosotros estamos intentando e incluso más aunque parezca mentira".

Eso sí, Antonio Puche reconoce que "no podemos esperar más tiempo para reaccionar. La competición avanza y está claro que no hay un tiempo ilimitado para conseguir la permanencia. Yo siempre intento sacar alguna consecuencia positiva de las cosas malas y pondría como ejemplo el viaje de vuelta de Pozoblanco. Los chavales ni abrieron la boca a pesar de tantos kilómetros y eso quiere decir que les dolía lo que había pasado. Sé que eso no sirve de nada, pero cualquiera que presenciara el partido tendrá que reconocer que tuvimos el mismo número de oportunidades de gol que el Pozoblanco, pero ellos las marcaron y nosotros no".

Los tres próximos partidos van a ser a juicio de Puche "claves. En juego van a estar nueve puntos y está claro que hay que sumar al menos nueve. Todos sabemos que eso n va a ser sencillo porque los rivales como es normal también quieren conseguir buenos resultados".

A la competición regular en la Tercera División le quedan todavía por imputar trece jornadas y a este respecto el entrenador del Xerez B también ha hecho sus particulares cuentas. "En mi opinión en esta temporada un equipo que sume 35 ó 36 puntos no tendrá problema para salvarse".

Por último, Antonio Puche asegura que por su cabeza no pasa la dimisión. "Por supuesto no me voy a ir, otra cosa es lo que los responsables del club piensen. Los jugadores están conmigo y creo que marcharme en estos momentos sería una cobardía. Voy a trabajar con toda la ilusión del mundo hasta el final y lo voy a hacer porque los jugadores están comprometidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios