fútbol tercera división

Vázquez "Es lo más grande que me ha pasado en la vida"

  • El técnico del Guadalcacín estaba "muy contento, sobre todo por los jugadores porque se lo merecen todo, una semana más darles la enhorabuena"

  • Ahora "vamos a disfrutar"

Alberto Vázquez, entrenador del Guadalcacín, no podía explicar la felicidad que sentía tras sellar su equipo la permanencia matemática: "Objetivo cumplido. La verdad es que no sé explicar cómo me siento. Satisfecho, claro, pero raro... Hasta que no pase un tiempo y lo asimile, no sé explicarlo. Pero muy contento, muy contento. Sobre todo por los jugadores porque la verdad es que se lo merecen todo, en el día a día el trabajo que hacen es increíble y lo teníamos que conseguir sí o sí porque lo que tú siembras es lo que recoges. Puedes esperar milagros o que te toque la quiniela pero eso es muy complicado, nosotros somos un club humilde y tenemos que trabajar, y trabajando es como se consiguen las cosas".

Para un equipo como el Guada, lograr la salvación a cuatro jornadas del final "es mucho mérito. En esta segunda vuelta teníamos claro que había que mejorar lo que habíamos hecho en la primera, que conseguimos 20 puntos. Si lo das todo día a día, trabajas y van todos a una, eso, hablando malamente, por coj... tiene que salir bien. Puedes tener mala suerte un día, dos, pero a la larga te tienen que salir las cosas bien".

Y para el técnico, criado en el Guadalcacín, personalmente lo que estaba viviendo ayer era un orgullo: "Esto es increíble. Lo más grande que me ha pasado en la vida. No sé, hasta que no pase el tiempo no sé..."; visiblemente emocionado, reveló que Benito Vázquez, su padre, con el que se abrazó en medio del campo tras el final del partido, "me ha dado la enhorabuena y a él también se le han saltado un poquillo las lágrimas, la verdad".

Del partido, Vázquez dijo que "ha habido pocas ocasiones pero estaba contento porque el partido estaba controlado. El peligro de ellos era si teníamos alguna pérdida o algún despiste en la vigilancia, pero después con balón hemos intentado tenerla, se han hecho buenas triangulaciones, alguna llegada con cierta claridad al área, faltaba ese poquito de maldad o el último centro lateral no lo dábamos pero yo les decía que había que seguir así, que iba a llegar. Ocasiones no ha habido muchas pero el Espeleño se jugaba lo que se jugaba. En la segunda parte encima el viento ha apretado en contra pero el equipo ha tenido paciencia y ha aprovechado una de las ocasiones que ha tenido. Rosales otra vez pone una falta en el sitio y Pablo, que últimamente ha sacado su faceta goleadora, ha marcado el gol de la victoria".

El Espeleño apenas creó peligro porque el Guada no le dejó: "Es un equipo que propone y que siempre intenta llegar desde atrás. Hay equipos que han venido y han cambiado un poco su forma de jugar para adaptarse al campo, ellos han intentado jugar y cuando lo han hecho, o por un mal control o porque hemos hecho bien la presión, le costaba salir. Y los lanzamientos que han tenido, sabíamos que si teníamos bien controlado a Ito el punta, que es el que recibe y juega, no íbamos a sufrir mucho y a la vista está que ocasiones peligrosas, un tiro lejano o dos".

El técnico repetía estar "muy contento con el equipo, una semana más darles la enhorabuena a los jugadores porque se lo merecen todo, todo lo que diga es poco", y aún no quiere pensar en la próxima temporada: "Ahora vamos a disfrutar y todavía quedan tres partidos, la temporada no ha terminado todavía. Si podemos conseguir nueve puntos más, mucho mejor, y si se puede conseguir la mejor clasificación del club en Tercera, mejor todavía. Pero sobre todo, lo que queda es disfrutar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios