El reencuentro de Nadal y Federer

  • El manacorí se deshace de Davydenko y el suizo de Djokovic

El tenista español Rafael Nadal buscará ante el número uno del mundo Roger Federer su cuarto entorchado consecutivo en Montecarlo, tercer Masters Series de la temporada, tras deshacerse de Nikolay Davydenko (6-3 y 6-2), en un encuentro que sirvió al mallorquín de revancha, tras caer derrotado ante el ruso en la final de Miami esta misma temporada.

El de Manacor se clasificó para la final monegasca, donde se verá las caras con el suizo por tercera vez consecutiva, al imponerse en una hora y 41 minutos al número cuatro del mundo, en dos sets que apenas pusieron en dificultades al español.

Y es que la victoria quedó encarrilada merced a una primera manga en la que rompió el servicio de su adversario en el tercer juego del partido, repitiendo la concentración inicial que tanto le sirvió el día anterior para deshacerse del alicantino David Ferrer. Davydenko colaboró en buena medida a ello, pues cometió dos dobles faltas consecutivas que pusieron en bandeja el juego al español.

A pesar de una tibia reacción del moscovita en su tenis, Nadal mantuvo firme su saque y se deshizo de la presión con peloteos largos que forzaron a Davydenko a jugar desde el fondo de la pista. Lejos de amilanarse, Nadal aprovechó de nuevo la debilidad del saque de Davydenko en el partido para ganar el set por 6-3, tras lograr un break.

Sin embargo, el controvertido jugador de Europa del Este dejó claro que no se daría por vencido con facilidad en el segundo set, pues puso en aprietos el servicio de Nadal en el primer juego de la manga. Sin embargo Nadal tiró de casta y, después ganar un juego con un increíble punto tras levantar una pelota imposible, consiguió romper el saque al ruso para situarse a un paso de levantar su cuarto título sobre el polvo de ladrillo monegasco.

Tratará de evitarlo Roger Federer, que no tuvo que desgastarse en exceso para alcanzar la última ronda en el Principado pues el serbio Novak Djokovic se retiró del encuentro, cuando el suizo dominaba por 6-3 y 3-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios