Abengoa presenta hoy a la banca su hoja de ruta para eludir el concurso

  • La compañía pide el preconcurso para tres filiales de Brasil que suman una deuda de 1.033 millones

Abengoa presentará hoy a sus acreedores el plan de viabilidad que el grupo prevé usar como hoja de ruta para esquivar el concurso de acreedores que amenaza a la compañía, según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de las negociaciones. La banca acreedora, bonistas, la compañía y asesores de ambas partes se sentarán nuevamente, aunque esta vez, previsiblemente, con el plan ya sobre la mesa, diez días después de que fuera aprobado por el consejo de administración de Abengoa.

Este plan, elaborado con el respaldo de la firma de asesoramiento Alvarez & Marsal, lleva siendo esperado por la banca desde hace unas semanas. Ahora, deberá ser la firma KPMG, elegida como asesora en el proceso de reestructuración de la empresa andaluza, la que deberá revisar el plan. Una vez se conozca el plan por todas las partes, se abrirá una fase de negociación con los acreedores sobre la reestructuración de la deuda de la compañía y la obtención de los recursos necesarios para continuar su actividad.

Esta fase no se presenta fácil, ya que los bancos ya han señalado que de entrada no contemplan ningún tipo de quita en la deuda, según indicaron a Europa Press en fuentes financieras. No obstante, la compañía tiene claro que el acuerdo debe alcanzarse antes de que finalice el período marcado por el preconcurso de acreedores, que expira el 28 de marzo.

Además, Abengoa tiene abierto otro frente que prevé cerrar esta semana, el de la línea de liquidez de unos 165 millones de euros que necesita para cubrir sus pagos más urgentes. Esta nueva inyección de liquidez se negocia actualmente con los bonistas, aunque deberá contar también con el visto bueno de la banca, ya que, además de estar vinculada a unos fuertes intereses, tiene la condición para su desembolso de compartir las garantías que poseen las entidades financieras en Atlantica Yield (antigua Abengoa Yield).

Si finalmente la banca no accede a compartir esas garantías en la yield, Abengoa podría ofrecer a los bonistas algunos activos adicionales, como alguna planta de bioenergía, en prenda para cerrar esta nueva inyección.

Por otra parte, la firma solicitó el pasado viernes ante un tribunal de Río de Janeiro el preconcurso de acreedores para tres filiales. Según el diario financiero brasileño Valor, el grupo reconoce una deuda de 1.900 millones de reales brasileños (440 millones de euros) en Abengoa Construção. La deuda asociada a Abengoa Concessões se sitúa en 2.280 millones de reales brasileños (510 millones de euros), mientras que la correspondiente a Abengoa Greenfield es de 360 millones de reales brasileños (83 millones de euros).

La empresa indicó que la decisión de iniciar esta fase de preconcurso tiene como objetivo "minimizar el impacto de la suspensión de algunos de los proyectos en construcción y alcanzar una solución que sea adecuada para todas las partes". Brasil forma parte de las regiones recogidas en el plan de viabilidad de la Nueva Abengoa en la que la sociedad espera acometer desinversiones, especialmente en actividades como la de biocombustible o tendidos eléctricos. A mediados de diciembre, Abengoa decidió suspender temporalmente proyectos en Brasil en construcción, si bien indicó que mantiene abierto el diálogo con las autoridades brasileñas para encontrar la mejor solución para restablecer el proceso en el momento en que sea posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios