El FMI revisa al alza su previsión de crecimiento para la zona euro

  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúa en 1,75% esta tasa y recomienda mantener al 4% los tipos de interés

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó hoy al alza sus pronósticos de crecimiento para la zona del euro en 2008 y recomendó al Banco Central Europeo (BCE) mantener los tipos de interés.

En las conclusiones de las consultas del FMI con los países del área euro, presentadas en Fráncfort, el FMI pronosticó una tasa media de crecimiento anual del 1,75 por ciento en 2008 para el área, frente al 1,4 por ciento que había previsto en abril.

El director en funciones del departamento europeo del FMI, Alessandro Leipold, dijo en una rueda de prensa en la sede del BCE que estas cifras son provisionales y que podrían modificarse en el informe que la institución publicará a finales de julio.

Leipold, que añadió que la inflación se situará por debajo del 2 por ciento a finales de 2009, consideró que la actividad económica de la zona del euro se ha desarrollado mejor de lo previsto en abril, como muestran las cifras de crecimiento del primer trimestre del año.

El consejo de gobierno del BCE, entidad que hoy conmemora en una ceremonia su décimo aniversario, se reunirá el próximo jueves para debatir los tipos de interés del área euro, que se sitúan actualmente en el 4 por ciento.

El banco europeo, que define la estabilidad de precios como una tasa de inflación cercana pero siempre por debajo del 2 por ciento, también dará a conocer el jueves sus nuevas previsiones de crecimiento económico e inflación.

Hasta ahora el FMI había considerado que el BCE tenía margen de maniobra para recortar las tasas para el área euro.

El FMI previó también un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,25 por ciento para 2009, en comparación con el 1,2 por ciento pronosticado con anterioridad.

Además, el FMI pronosticó que la tasa de inflación se situará por encima del 3 por ciento en un futuro cercano, debido al "excepcionalmente alto incremento de los precios de las materias primas".

El incremento de los precios de las materias primas y de los alimentos va a reducir el consumo, según los pronósticos del FMI, que también consideró que el mercado inmobiliario, pese a las diferentes tendencias en el área, "lastrará el agregado de la construcción y el gasto y la riqueza de los hogares".

Respecto a la situación del mercado inmobiliario de España, Leipold se limitó a decir que hay preocupación en el FMI y destacó que ayudará la fuerte posición de la política fiscal española.

La institución destacó que "la cuestión central para la política monetaria es cómo equilibrar el riesgo de un amplio aumento de la inflación con el pronóstico de graduales fuerzas desinflacionistas generadas por la ralentización económica".

"En estas circunstancias, es apropiado mantener la tasa de interés", según el FMI.

La desaceleración de la actividad económica es la respuesta a los "impactos globales", según el FMI, que también consideró que los riesgos para el crecimiento siguen siendo amplios debido a las turbulencias financieras.

El FMI reiteró que la economía de la zona euro ha mostrado resistencia a las turbulencias pero que no es inmune y señaló que pese a que ha habido progresos, "muchos mercados todavía tienen que volver a la normalidad".

No obstante, el FMI apreció un notable progreso en relación con el reconocimiento de las pérdidas de los bancos y la nueva capitalización.

El FMI afirmó que aumentará "la presión sobre las empresas y los hogares por las primas de riesgo más elevadas y los estándares de crédito más estrictos, pese a que todavía no es evidente".

A su vez, el FMI se mostró hoy decepcionado por la productividad de la zona del euro y consideró que las disparidades económicas dentro del área todavía son pronunciadas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios