El Íbex supera una semana de infarto con una caída acumulada del 3,77%

  • Popular y Abengoa fueron los valores más beneficiados, mientras que Telefónica y Sacyr ostentan el 'farolillo rojo'

El Íbex 35 cerró la semana más volátil de su historia con una caída del 3,77 por ciento -ya van siete en rojo-, pero paradójicamente, con buen sabor de boca. De la debacle del lunes negro, en el que el selectivo cedió un 7,54 por ciento, la mayor caída de su historia, a la subida del 6,95 por ciento del jueves, la mayor en sus más de 15 años de andadura, el selectivo español, como el resto de bolsas mundiales, culminó cinco días subido a una montaña rusa que concluye mejor de lo que cabía esperar. En la jornada de ayer, el indicador recuperó un modesto 0,26 por ciento, hasta situarse en los 13.141,10 puntos. Aún así, las pérdidas acumuladas en lo que va de año alcanzan el 13,44 por ciento.

El miedo a una recesión en EEUU y la decepción por el plan de rescate de Bush desencadenaron el lunes la hecatombe en las plazas de medio mundo, con los índices europeos sufriendo caídas inéditas en años, y Wall Street cerrado por festivo. La fuerte rebaja de los tipos de interés en Estados Unidos, de 0,75 por ciento, acordada en una reunión extraordinaria, llevó oxígeno a las bolsas el martes. El Íbex recuperó un 1,69 por ciento, pero la calma fue un espejismo. Un día más tarde, la reticencia del presidente del BCE, Jean Claude Trichet, a bajar el precio del dinero en la Eurozona escudándose en los altos niveles de inflación, volvió a desatar la alarma. La sangría volvió a los parqués y el Íbex perdió un 4,56 por ciento. Las buenas noticias llegaron el jueves, de la mano de informes que descartaban una recesión en Estados Unidos que a principios de semana se daban por cierta y un recuperado Wall Street, y continuaron, aunque de forma más modesta el viernes, una jornada en la que se fue de más a menos.

Esta semana loca deja vencedores y damnificados en el Íbex. Banco Popular, con buenos resultados anuales, fue el mejor valor de la semana, con una ganancia del 6,38, seguido de Abengoa, que se revalorizó un 5,63 por ciento, e Inditex, que mejoró un 3,53 por ciento. Acerinox (2,56), Banesto (2,09), FCC (1,98), Sabadell (1,82) y Telecinco (1,80) también acabaron la semana en verde, lo mismo que la tabaquera Altadis, que tras el fin de la opa de Imperial Tobacco se revalorizó un 0,5 por ciento.

Entre los grandes, el BBVA, subió un mínimo 0,07 por ciento tras anunciar una mejora de sus beneficios del 29,4 por ciento y minimizar el impacto de la crisis en la actividad del banco, mientras que Santander perdió un 2,81 por ciento en la semana.

Repsol-YPF, uno de los valores más castigados en los días malos y de los más beneficiados en los de subidas, cerró el cómputo semanal con un recorte del 4,27 por ciento, mejorando los registros de Gas Natural, Unión Fenosa y Endesa, que se situaron en la parte baja de la tabla, con caídas del 5,66, 6,57 y 8,12 por ciento, respectivamente. Iberdrola pasó del derrumbe a la subida estratosférica, en este caso, animada por rumores corporativos con EDF como protagonista, pero terminó con una caída acumulada del 4,5 por ciento.

Peor le fueron las cosas a Telefónica, que abrirá el lunes en 19,65 euros tras ceder un 8,73 por ciento en los cinco últimos días y a Sacyr Vallehermoso, farolillo rojo, con un recorte del 11,34 por ciento. En el mercado de divisas, el euro cerró en 1,469 dólares, mientras que en el del petróleo, el barril de Brent fue de menos a más y terminó la semana en torno a los 90 dólares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios