Zapatero promete otro paquete de reformas económicas antes de un mes

  • El presidente del Gobierno anuncia medidas estructurales "ambiciosas" para reactivar el crecimiento y la calidad del empleo · Reconoce que España sufre una "desaceleración intensa", pero se muestra optimista

Aunque el ministro de Economía, Pedro Solbes, cree que hablar de crisis es "exagerado", el nuevo paquete "ambicioso" de reformas estructurales que, según el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se aprobará en un mes, pone de manifiesto que el gabinete socialista tiene en cuenta la delicada situación por la que atraviesa la economía española.

En la clausura del 50 aniversario del Círculo de Economía, Zapatero anunció que, en menos de un mes, el Consejo de Ministros dará luz verde a un paquete de reformas estructurales para reactivar la economía, entre las que se incluyen la reducción en un 30% de las cargas administrativas a las empresas, el impulso a la liberalización del transporte ferroviario de mercancías, la creación de una nueva tarifa eléctrica que ayude a las economías con problemas a hacer frente al alza de precios y medidas en el mercado de telecomunicaciones. Adelantó, además, que en los próximos días convocará a sindicatos y empresarios para dar el pistoletazo de salida al diálogo social.

El presidente insistió en que la economía española está sufriendo una "desaceleración intensa", pero destacó que cuenta con más recursos que en anteriores épocas de ajuste para hacer frente a los problemas, gracias al superávit acumulado. No obstante, a las medidas a corto plazo por importe de 10.000 millones ya aprobadas por el Gobierno se sumará, en menos de un mes, este paquete de reformas, que se incluirá en el Programa Nacional de Reformas que será remitido a Bruselas en octubre.

En primer lugar, la reducción de las cargas administrativas a las empresas en un 30%, que puede estimular el crecimiento del PIB hasta en 2 puntos porcentuales, dijo.

La segunda reforma se refiere a la transposición "ambiciosa" de la directiva europea de servicios, que debería contribuir a reducir el diferencial de inflación en este sector, y cuyos principios generales se incorporarán antes de fin de año a una Ley Paraguas. Además, se prepara una nueva regulación de los servicios profesionales para eliminar trabas para beneficio de profesionales y consumidores.

El Ejecutivo, además, impulsará la competencia en el trasnporte ferroviario de mercancías, que ahora sólo representa el 3% del total.

En materia energética, recordó que el Gobierno tendrá que abordar el problema de la tarifa eléctrica, que no ha recogido la subida de "los costes reales" de la energía. Zapatero afirmó que se está trabajando en el diseño de las nuevas tarifas de discriminación horaria para fomentar la eficiencia energética y en la creación de una tarifa social para reducir la repercusión de la subida de precios sobre los consumidores con menos capacidad económica.

Por lo que respecta a las telecomunicaciones, afirmó que se culminará la nueva normativa para la eficiencia en el uso del espectro radioléctrico, se reforzará la calidad banda ancha y aumentarán las garantías para cambiar de suministrador, iniciativas que se sumarán a la revisión y ampliación del concepto de servicio universal.

Zapatero, que afirmó que sin la subida del precio del petróleo y los alimentos, "hoy tendríamos la inflación al 2,5%", aseguró que la economía española no ha agotado el margen de crear empleo y señaló que, gracias al colchón del superávit, podrá seguir invirtiendo en infraestructuras y cumpliendo con sus compromisos sociales.

El Gobierno, asimismo, está decidido a impulsar el diálogo social, por lo que, en los próximos días, convocará a sindicatos y empresarios para iniciar un nuevo proceso de negociaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios