presupuestos generales del estado

El gasto consolidado para 2017 sube un 1,3% y los ingresos bajan un 2,6%

El presupuesto consolidado -que incluye Estado, Seguridad Social, organismos autónomos, agencias estatales y organismos públicos- de gastos no financieros para 2017 asciende a 318.444 millones de euros, un 1,3% más que en 2016, mientras que los ingresos no financieros alcanzan 280.211,77 millones, un 2,6% menos.

Según el proyecto presupuestario de 2017 entregado en el Congreso de los Diputados, el Estado absorberá el 46,3% del total del gasto; la Seguridad Social, el 40,8%; los organismos autónomos, el 10,9%, y otros entes públicos, el 2% restante.

El presupuesto consolidado de gastos, que incluye las operaciones financieras, asciende a 443.133,33 millones, de los que la partida más importante corresponde a transferencias corrientes, que representan un 53,7% del total del gasto y suman 237.947,66 millones, un 1,8% más que en 2016.

El total de los ingresos consolidados, que incluyen los activos financieros, ascienden a 292.090,86 millones, un 2,3 % menos que en el presupuesto inicial de 2016.

La mayor parte de estos ingresos, el 69,4%, se obtendrán de los impuestos directos y cotizaciones sociales, que ascienden a 202.722,58 millones, lo que representa un descenso del 3,4% respecto al presupuesto inicial del año pasado, mientras que por impuestos indirectos se ingresarán 44.532,00 millones, un 2,4% más que en 2016.

Las tasas y otros ingresos suman 11.922,65 millones, cifra que supone un 4,1% del total de los ingresos consolidados y registra un aumento del 17,4% con respecto a 2016.

El siguiente cuadro muestra la distribución del presupuesto consolidado de gastos del Estado, Seguridad Social, los organismos autónomos, agencias estatales y organismos públicos en millones de euros.

Las transferencias corrientes del presupuesto de gastos caerán el 3,2% en 2017, debido al ahorro en el gasto de prestaciones por desempleo, que llevan a una disminución del 58,6 % de las aportaciones del Estado al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), hasta 1.623,12 millones de euros.

El proyecto presupuestario para 2017 explica que esta reducción ha sido compensada parcialmente por las mayores aportaciones al régimen de clases pasivas, a la lucha contra el fraude, a programas de refuerzo escolar y a actuaciones sociales sobre la familia, pobreza infantil y dependencia.

Por su parte, los gastos financieros disminuyen el 3,8 % gracias a unas condiciones financieras más favorables y a la mejora de la confianza en la calidad crediticia, lo que permite ahorros en los intereses de la deuda pública.

Los gastos de personal se reducen el 2,6%, debido a que en 2016 se incluyó la recuperación del 50% de la paga extra de 2012, si bien este año se registra un aumento de la financiación del régimen de las mutualidades y un alza salarial del 1% para los empleados públicos.

El gasto total no financiero contabiliza una bajada del 2,1% respecto a 2016, hasta 153.852,49 millones de euros.

Las inversiones reales se sitúan en 5.330,35 millones y aumentan el 46,8 %, debido a la incorporación de una partida 1.818 millones de euros al Ministerio de Defensa para atender el pago de programas especiales de armamento que no tienen impacto en el déficit de 2017 al tratarse de entregas de ejercicios anteriores.

En relación a las operaciones financieras, destacan los activos financieros, cuya dotación (34.395,57 millones) aumenta el 3,5 % respecto a 2016 por el préstamo que el Estado concede a la Seguridad Social para proporcionar la cobertura adecuada a sus obligaciones y posibilitar su equilibrio presupuestario en 2017.

Por departamentos, el Ministerio de Empleo es el que más reduce su presupuesto frente a 2016 (un 15,5%), ya que la mejora del mercado laboral permite reducir el gasto en prestaciones por desempleo. Los siguientes cuadros recogen la distribución económica de los gastos del Estado para 2017, así como su distribución por secciones, en millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios