fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

La mayoría de la escuela pública secundará la huelga general para defender la igualdad

  • El secretario general de FETE-UGT, Carlos López, dice que los que no apoyen el paro realizarán un acto de "sumisión" al Gobierno del PP.

Comentarios 3

La mayoría de los sindicatos de la escuela pública ha mostrado su apoyo a la huelga general del próximo 14 de noviembre por el "ataque" que, a su juicio, sufre la educación pública tras los recortes del Gobierno, que afectarán a "la igualdad de oportunidades" de los estudiantes y a la calidad educativa. Así lo han puesto de manifiesto, en una rueda de prensa conjunta, representantes de FE-CCOO, FETE-UGT, STES, de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (Ceapa), del Sindicato de Estudiantes, de la Federación Nacional de Profesores portuguesa (Fenprof), así como el secretario general de la Internacional de la Educación, Fred van Leuwen.

Los sindicatos han recordado que el próximo 14-N están llamados a la huelga los trabajadores de Portugal y España, junto a los de Italia y Grecia para protestar por las políticas económicas y sociales que llevan a cabo los gobiernos de estos países sin contar con los ciudadanos y bajo los dictados de Alemania.

El secretario general de FE-CCOO, José Campos, ha asegurado que habrá "un antes y un después" en el sindicalismo educativo tras la huelga general y ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a que muestre su disconformidad con la política educativa del Gobierno, que ha incidido en el empeoramiento de la calidad de la enseñanza. Ha subrayado que tanto los docentes como los alumnos están "padeciendo" las consecuencias de los recortes y se ha minado la igualdad de oportunidades en el sistema.

El secretario general de FETE-UGT, Carlos López, ha animado a apoyar la huelga para exigir un cambio de política del Gobierno y exigir que no acabe con la calidad de la enseñanza pública, al tiempo que ha lanzado un mensaje a aquellos que no la secundan por pensar que es una huelga política. Así, ha señalado que los que no la apoyen realizarán un acto de "sumisión" al Gobierno del PP. En el mismo sentido se ha pronunciado Voro Benavent, del comité ejecutivo del sindicato STES, quien ha considerado que las medidas del Gobierno tendrán "consecuencias desastrosas" para la educación y, al igual que el resto de representantes sindicales que han intervenido, ha mostrado su rechazo a la reforma educativa planteada por el ministro del ramo, José Ignacio Wert.

Por su parte, el presidente de Ceapa, Jesús María Sánchez, ha hecho un llamamiento a los padres y madres para "volver a vaciar las aulas" en protesta por la "dureza" de los recortes en la educación pública. Los estudiantes también secundarán la huelga general, tal y como ha afirmado Beatriz García, del Sindicato de Estudiantes, quien ha defendido el paro en esa jornada como una continuidad en las movilizaciones contra los recortes. "Los estudiantes vamos a paralizar las aulas", ha anunciado García, quien ha tildado de "franquista" la reforma educativa del Ejecutivo.

El secretario general de la Internacional de la Educación ha hecho hincapié en que la del 14-N no es una huelga aislada, ya que tendrá lugar en distintos países, y ha estimado que lo que está en juego "es el futuro de nuestros hijos". Van Leuwen ha reiterado que las políticas de los gobiernos inciden de "forma negativa" en la calidad educativa y afectan a las posibilidades de los jóvenes que no acceden a la educación que se merecen. El representante del sindicato portugués, Mario Nogueira, ha hecho una radiografía de la situación de la educación pública en su país de la que ha dicho que corre graves riesgos" por la amenaza de la privatización del sistema.

Aunque no han convocado esta rueda de prensa, además irán a la huelga los sindicatos USO y CGT, que también es apoyada por movimientos de estudiantes como Tomalafacultad, de Madrid, y de universidades públicas de otros lugares del país. Por el contrario, el sindicato FSIE y los padres de alumnos de Concapa -mayoritarios en la educación privada concertada- así como las organizaciones de trabajadores ANPE y CSIF, con representación en la escuela pública, no secundarán la huelga del 14 de noviembre, que consideran "política".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios