El desafío independentista

La Fiscalía pedirá al tribunal de apelaciones del Supremo que mantenga en prisión a Junqueras

  • La defensa del ex 'vicepresident' Junqueras solicita que se excarcele a su defendido para poder participar en la campaña del 21-D

Oriol Junqueras. Oriol Junqueras.

Oriol Junqueras. / EFE

La Fiscalía del Tribunal Supremo tiene previsto solicitar a la Sala de apelaciones de este órgano que mantenga la medida de prisión provisional que pesa sobre el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras desde el pasado 2 de noviembre, han informado fuentes del Ministerio Público.

El asunto se resolverá en las próximas semanas, si bien el tribunal aún no ha establecido si accederá a la petición de la defensa de Junqueras para que sus argumentos sean presentados en una vista pública a la que pueda interesar el propio investigado.

Por el momento, el instructor de la causa, Pablo Llarena, ha tramitado el recurso de apelación y se ha dado traslado a la Fiscalía y al resto de partes para que se posicionen al respecto, lo que formalizarán a principios de la próxima semana. La acusación popular, ejercida por Vox, ya ha anunciado que también pedirá que Junqueras siga en prisión mientras que la defensa del exmiembro de la Mesa Joan Josep Nuet, de Sí que es Pot, no presentará oposición a la excarcelación del exvicepresidente, según han señalado los abogados consultados a Europa Press.

En concreto, la defensa de Junqueras solicita al órgano que debe revisar las decisiones del juez Llarena que excarcele a su cliente para que pueda poder participar en los actos de la campaña electoral del próximo 21-D y alega, entre otros argumentos, que su permanencia en prisión "está ya teniendo efectos muy relevantes en la conformación libre de la voluntad popular a través de las elecciones".

El abogado Andreu Van den Eynde resalta en su recurso que el ex vicepresidente de la Generalitat y cabeza de lista por ERC "tiene derecho a participar de los actos de campaña y a ejercer la representación política de los ciudadanos si resultase escogido, como diputado o como Presidente del Gobierno" y que en la actual situación cualquier resultado electoral supondrá "con alta probabilidad", que Junqueras no asuma ninguna responsabilidad política en varios meses.

Distinta estrategia de Forn y los 'Jordis'

El recurso de apelación -la defensa ha rechazado emplear antes el trámite de reforma que debería ser resuelto por el instructor de esta causa- se presenta contra el auto por el que el pasado 4 de diciembre Llarena acordó mantener la prisión preventiva de Junqueras -investigado por rebelión, sedición y malversación de fondos públicos en relación con el procés-, del ex consejero de Interior Joaquim Forn y de los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, al entender que pese a no haber riesgo de que se fuguen persiste en ellos el de reiteración delictiva.

Los tres últimos pidieron expresamente al juez instructor ser llamados de nuevo a declarar y éste ha fijado su comparecencia para el próximo 11 de enero. En el caso de Junqueras no se volverá a producir este nuevo interrogatorio ante el juez al haber optado su defensa por acudir directamente al órgano superior en apelación.

La defensa también pidió a Llarena que remitiera a los magistrados que verán la apelación determinados documentos, como son los autos que supusieron su prisión y la del resto de ex consejeros por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, el auto de prisión de la ex presidenta Carme Forcadell y los otros miembros de la Mesa del Parlamento de Cataluña dictado por LLarena el pasado 9 de noviembre y el acto de declaración del ex presidente del pasado 1 de diciembre ante el citado instructor.

La defensa niega "rotundamente" que exista el riesgo de reiteración delictiva que utiliza el instructor para mantener en prisión al candidato Junqueras, ya que en prisión no puede reiterar los delitos que se le imputan "y esa realidad es incontestable" por lo que "encarcelarle preventivamente hoy por lo que pueda hacer en un futuro incierto ni es proporcional ni acorde a Derecho", máxime cuando la determinación del ex vicepresidente "con un programa político pacífico basado en el diálogo es firme y real".

A día de hoy, insiste la defensa, Oriol Junqueras es un ciudadano que se presenta a unas elecciones de resultado incierto. En este punto la defensa apunta que el propio Tribunal Supremo no es ajeno a las encuestas electorales "y su papel como actor político depende no sólo de dichos resultados sino también de la concreción del proyecto político que se proponga en su día".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios