López pide "hechos" para "despejar las dudas"

  • Pese al gesto "positivo" de la nueva Batasuna de rechazar la violencia, el lehendakari pide acciones que den seguridad a la sociedad. Urkullu cree que el partido se presentará a las elecciones y Basagoiti lo rechaza.

Hechos, "hechos palpables". Es lo que pide el lehendakari, Patxi López, a la izquierda abertzale, a quien pide que despeje las dudas que todavía existen en la ciudadanía. "Las palabras y las declaraciones biensonantes" no bastan. Nos lo dice "la historia reciente". Aun así, el lehendakari considera "positivo" el rechazo "sin ambages" a la violencia de ETA en los estatutos de la nueva formación. En todo caso, López ha pedido acciones concretas que den "seguridades a la sociedad y despejen las dudas que siguen subsistiendo en la ciudadanía". A su vez, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha asegurado que es necesario asumir que "si cumplen todos los requisitos, han de ser legales", por lo que considera que el nuevo partido se presentará a las elecciones.

La historia reciente "enseña que las palabras y las declaraciones biensonantes deben ir, necesariamente, acompañadas de hechos palpables que den seguridades a la sociedad y despejen las dudas que siguen subsistiendo en la ciudadanía". Eso dice Patxi López con respecto al rechazo que Batasuna ha hecho de la banda terrorista en sus estatutos. Según ha explicado, es "positivo" que la nueva formación que ha presentado la izquierda abertzale rechace toda la violencia, también la de ETA, pero Batasuna debe "conseguir que ETA anuncie su desaparición definitiva".

López ha querido llamar la atención sobre que "se ha escuchado decir a representantes de la izquierda abertzale cosas que hasta ahora nunca se habían dicho desde ese mundo". Por esa razón, "es positivo que quienes hasta hace no mucho justificaban o jaleaban a ETA, afirmen ahora su voluntad de hacer política sin la cobertura de la violencia y anuncien que van a cumplir los requisitos que se exigen en democracia a todos los partidos, rechazando el amparo del terrorismo y hablando incluso de justicia para las víctimas".

El lehendakari ha destacado que lo que está pasando en el mundo de la izquierda abertzale es "la constatación" de que "gracias a la fortaleza y firmeza de los demócratas" comienza a "asumir valores, principios y reglas de la democracia como único camino posible". Por lo tanto, el Gobierno vasco "valora los pasos que la izquierda abertzale está dando".

En todo caso, López ha dicho que a quien toca decidir es a la Justicia. "Fueron los tribunales los que decidieron, con todas las garantías, situar a Batasuna y sus otras marcas fuera de la ley", por lo que también deben ser los tribunales quienes "valoren, con todas las garantías, si los abertzales radicales están en condiciones de volver al juego democrático".

Urkullu: "Estarán en las elecciones"

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha pedido asumir que la izquierda abertzale estará en las próxima elecciones autonómicas y municipales. "¿Por qué no asumimos desde el inicio que, si cumplen con todos los requisitos, han de ser legales?", se ha preguntado Urkullu, que ha afirmado que el pacto entre el PSOE y el PP en Euskadi "podría romperse por la presión que el PP ejercer al PSE y al PSOE".

Urkullu ha afirmado que hay que asumir que la izquierda abertzale "ha de ser legal" si cumple los requisitos para presentar una formación política. En todo caso, estará en las elecciones, "con un plan A, B o C, bien con sus propias siglas, o apoyando a otras siglas o buscando otras plataformas", ha dicho.

"La izquierda abertzale también necesita ir gestionando su tiempo, pero todos somos conscientes de que, de una u otra manera, va a estar en las elecciones", ha insistido Urkullu, que ha alertado de aplicar de manera "arbitraria" la Ley de Partidos Políticos y de la "vuelta de tuerca" que se ha dado a la Ley de Régimen Electoral. Detrás de acciones de ese tipo podría esconderse "un cálculo electoralista para sumar mayorías que no reflejan la mayoría de la sociedad vasca".

900 asesinatos no se tapan

El presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, también se ha referido a la declaración de la izquierda abertzale, pero su tono ha sido muy distinto: "900 asesinatos no se tapan haciendo promesas o presentando unos estatutos", ha dicho. Basagoiti ha explicado que la nueva formación "no garantiza que ETA no vuelva a matar". Batasuna "ha perdido una nueva oportunidad de condenar el terrorismo", ha advertido Basagoiti, que ha pedido "no creer en cantos de serpientes" y ha explicado que "a la hora de la verdad, ETA sigue existiendo y Batasuna también".

El líder del PP en Euskadi no cree que la nueva formación pueda presentarse a las elecciones. "No hay muchas posibilidades", ha dicho. "Si ETA se queda sin dinero y sin portavoces, estará verdaderamente acabada, y lo celebraremos todos", ha explicado. El Gobierno deberá ahora "poner las pruebas a disposición de la Justicia" para determinar si la nueva formación podrá presentarse a los comicios, pero "serán más creíbles si no están en las urnas, si se quedan sin concejalías y sin dinero, y aún así dicen que se separarán de ETA", en opinión del presidente del PP vasco, que ha pedido "ser más exigentes" con la izquierda abertzale "para que no vuelvan a las andadas".

A su vez, el portavoz del PSE, Antonio Pastor, ha explicado que los pasos de la izquierda abertzale van "en la buena dirección", aunque ha añadido que habrá que comprobar "si los comportamientos acompañan a estas declaraciones". El socialista ha recordado que los estatutos "no pueden ser tenidos en cuenta como único criterio para determinados objetivos e intenciones". En cambio, "hay que comparar el contenido con los actos".

El presidente del PSE, José Eguiguren, ha afirmado que "las cosas podrían ir cambiando" con el tiempo "si con resolución y convicción se adoptan las decisiones definitivas e irreversibles que todos deseamos".

"Muy por encima" de la ley

Por su parte, el coordinador de Lokarri, Paul Ríos, ha asegurado que los estatutos del nuevo partido de la izquierda abertzale cumplen "muy por encima" la Ley de Partidos y muestran un rechazo "expreso" a la violencia de ETA, por lo que, en caso de impugnación, los tribunales "tendrán que resolver a favor de la legalización".

El vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, ha asegurado que el Estado "tiene muy difícil poner excusas" para no legalizar al nuevo partido de la izquierda abertzale, porque "no se puede decir más claro que no se acepta ninguna violencia, tampoco la de ETA". "La declaración de hoy deja bien claro la voluntad de romper con el pasado", ha dicho.

A su vez, el secretario general de EA, Pello Urizar, ha asegurado que no puede haber "argumentos jurídicos para evitar que la izquierda abertzale" concurra a las elecciones. "Ha quedado claro que lo que se estaba adelantando en las últimas semanas es ya evidente, es cierto: un compromiso nítido por las vías exclusivamente política y pacíficas", ha dicho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios