Marlaska ordena a la alcaldesa de Hernani retirar el nombre de un etarra de un parque

  • El etarra José Manuel Aristimuño, alias 'Pana', da nombre a un parque de la localidad.

Comentarios 2

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado a la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia (ANV), que retire el nombre del etarra José Manuel Aristimuño, alias ‘Pana’, de un parque de la localidad guipuzcoana, así como su referencia del callejero municipal.

Grande-Marlaska ha adoptado esta decisión tras haber interrogado a Beitialarrangoitia en relación con una querella interpuesta por Dignidad y Justicia que le acusa de enaltecimiento del terrorismo, y después de que las acusaciones populares hayan solicitado la retirada del nombre del etarra como medida cautelar, petición a la que se ha opuesto el fiscal.

En un auto, el juez ordena también a la Ertzaintza que retire todos los "signos públicos" referentes a Aristimuño, entre los que detalla el monolito que está erigido en el parque y la placa donde figura el nombre del etarra, pero también les insta a retirar cualquiera que pueda existir en otra parte de la localidad, tras lo que deberán darle cuenta y garantizar que no vuelven a colocarse.

A Beitialarrangoitia le requiere, en concreto, que retire de los callejeros municipales "cualquier referencia" al nombre del etarra y lo hace bajo el apercibimiento de que si no lo realiza esa negativa podría entenderse como indicio racional de criminalidad.

La alcaldesa, que ha comparecido hora y media ante el juez y se ha negado a contestar a sus preguntas y a las de las acusaciones populares, ha manifestado antes de abandonar el juzgado que en 1982, cuando el pleno municipal aprobó otorgar el nombre del etarra al parque, ella no era la alcaldesa porque tenía 14 años, y ha asegurado que desde esa fecha ningún grupo municipal ni ningún ciudadano ha pedido que se revoque dicho acuerdo.

Sin embargo, el magistrado desestima esta alegación "voluntaria" de Beitialarrangoitia porque, en su opinión, el hecho de mantener el nombre del parque a día de hoy, como máxima representante de la localidad, implica "una voluntad cierta de loar" al etarra, y añade que los concejales "adolecen del poder ejecutivo y mayorías" que ella ostenta.

"A nadie se le puede negar que el mantenimiento de la placa en el citado parque, así como cualquier monolito en el mismo a nombre del citado terrorista, conlleva en la actualidad su loa personal", subraya el juez, que añade que además determina "una humillación constante en el sentimiento legítimo no sólo de las víctimas sino de cualquier ciudadano con sólidos principios democráticos".

Grande-Marlaska recuerda además que la regidora ya está imputada por otro presunto delito de enaltecimiento del terrorismo al haber pedido un aplauso para Igor Portu -detenido el 6 de enero en relación con el atentado de la T-4 de Barajas- en un acto de su partido en Pamplona.

Dignidad y Justicia también había solicitado en su querella la retirada de la placa de la plaza Gudarien Enparantza (del soldado vasco) de Hernani, aunque sobre esta el magistrado no ha adoptado ninguna medida porque, a su juicio, existe una "mínima duda razonable sobre la verdadera intención que guió el acuerdo del consistorio y su actual mantenimiento".

Esta es la primera vez que un juez de la Audiencia Nacional adopta una medida de estas características por la vía penal, ya que hasta ahora estas decisiones eran resueltas por la vía contencioso-administrativa, una jurisdicción que, según Grande-Marlaska, ni puede ni debe invadir porque es la que debe analizar la legalidad de los acuerdos municipales.

Dignidad y Justicia ha presentado denuncias similares en los municipios de Zizurkil y Tolosa (Guipúzcoa), Arrigorriaga, Durango, Amorebieta y Lejona (Vizcaya) y Etxarri-Aranaz (Navarra).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios