Llegar los últimos y 'dar en el clavo'

  • La caseta de Ikea se estrena en el Real logrando el segundo premio del concurso · Holcim obtiene el primero, Bar Juanito el tercero y también son galardonadas El Disco Rojo, El Ajolí y Los Pollitos

Comentarios 22

No puede negarse que la presencia de Ikea este año por primera vez en la Feria ha sido de lo que se dice "llegar y pegar" o lo que es lo mismo, dar en el clavo, algo muy en consonancia de esta multinacional del mueble que ha abierto por primera vez tienda y caseta en Jerez. Lo han hecho con tanto acierto que han logrado el segundo premio del concurso de casetas organizado por el Ayuntamiento con el 12,82% de los votos emitidos. En el primer premio repite galardón Holcim, que cuenta con una inmejorable esquina en el Real, con un 20,52% de los votos emitidos y Bar Juanito se ha llevado el tercer premio con el 7,70% de los votos. Curiosamente, el propietario de esta caseta, Faustino Rodríguez, está de doble enhorabuena ya que El Ajolí, que también es suya, se ha llevado el segundo premio en el apartado de particulares con un 9,78% de los votos. En esta sección el los ganadores también son unos habituales de estos galardones, los de El Disco Rojo con un 10,26% y en tercera posición repiten premio 'Los Pollitos' con un 7,70% de los votos.

Para la decoración de la caseta de Ikea, la firma ha optado, como no podía ser menos, por su imponer su propio sello, dando una imagen innovadora frente al homogeneizador estilo andaluz. Por supuesto, ni siquiera han faltado las alfombras con el eslogan 'Bienvenidos a la república independiente de tu casa'.

Faustino Rodríguez manifestó ayer su satisfacción por haber sido doblemente premiado, "máxime cuando yo ya llevo en la Feria desde los años 70". Con cada una de sus casetas da trabajo al menos a cincuenta personas contando todas las actividades que se realizan (montaje, cocina, camareros...) En el caso de El Ajolí por ejemplo, cuenta que la fachada, realizada en madera calada, como si fuera un encaje y pintada en color verde explica que "la idea ha sido de mi nuera, Maribel Castro".

A pesar de la crisis, puede decir que "como ves, mis dos casetas están llenas y por lo general hoy se ve más gente en la Feria, más alegría que en los primeros días".

Este concurso premia la creatividad y el esfuerzo de los caseteros, así como el mantenimiento de una estética que potencie las señas de identidad de la Feria del Caballo. El jurado ha estado compuesto por la delegada municipal de Cultura y Fiestas, Dolores Barroso; el coordinador de dicha delegación, José Luis Fernández y el secretario general del Ayuntamiento, Manuel Báez Guzmán. No obstante, la concesión de los premios es un proceso participativo en el que se establece como vinculante la decisión mediante voto de todos los titulares de casetas. Este proceso se realiza mediante elección individual, a través de la cual cada titular puede decidir con su voto la caseta premiada dentro de cada categoría, en virtud de sus valores estéticos, de originalidad, de presentación, de cuidado, de explotación y de uso, que presente tanto el ornato externo como el interior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios