Reinas por un día del Real

  • Miles de mujeres llenan de colorido uno de los días grandes de la Feria, muestra de su "poderío" y de la "fuerza" del tejido asociativo femenino de la ciudad y su entorno

Comentarios 10

Sobre la una y media de la tarde los primeros metros del Real de la Feria lucen tranquilos. Un espejismo que dura poco, el tiempo que se tarda en llegar desde las rotondas floreadas del paseo hasta el templete municipal. ¿Qué pasa? ¿Qué algarabía es ésta? ¡Ah!, hoy (ayer para el lector) es el día de la mujer. Una auténtica revolución femenina hace suyo este emplazamiento, bueno, en realidad, se adueña de casi todo el González Hontoria. Porque ellas serán por unas horas, las reinas del Real. Pocos eran los hombres que se atrevieron a 'infiltrarse' en estos grupos de féminas, "ellos se han quedado en casa o paseando por la calle Larga, que para eso la han hecho peatonal", comenta una mujer, 'de Rodríguez'. "Hoy es un día sólo para nosotras", le apoya su compañera.

Coros coloreados con trajes de flamenca, castañuelas, cantes, palmas, flores en el roete y pocos pelos en la lengua se agolpan en las escaleras que suben al templete. Ha llegado la alcaldesa, Pilar Sánchez, acompañada por la delegada de Cultura y Fiestas, Dolores Barroso; las concejalas de Igualdad y Medio Ambiente, Margarida Ledo y África Becerra, respectivamente, repartiendo abanicos y pins. No hace demasiado calor, pero por si acaso. Se tercian algunas sevillanas.

Esta concentración anual que se da cita en el recinto ferial forma parte del recorrido histórico del movimiento asociativo de mujeres dentro del ciclo de actividades lúdicas anuales impulsado por las propias asociaciones, más de 80, implantadas en el ámbito urbano y rural del municipio jerezano. La Feria se convierte así en el escenario idóneo para el encuentro y la convivencia, un miércoles festivo que cimienta y fortalece la unidad asociativa. Es un momento para la buena amistad y la diversión, un momento para encontrarse, para verse y disfrutar juntas.

Y como este año "la cosa está tiesa" algunos grupos de mujeres van a 'pasar' directamente de las casetas a la zona de la praderas de El Bosque, un estupendo lecho para saborear un bocadillo de tortilla. Y de jamón ni hablamos, si acaso, manteca colorá. De El Puerto, La Barca, Torrecera, La Ina, La Marquesa, la zona Sur, Sevilla... Están por todas partes, "todas arrebujaítas" y con ganas de disfrutar su día, el día de la mujer. Una jornada que, para Dolores Barroso, es toda una reivindicación "porque es una manifestación de alegría y de principios, ya que las mayores no lo han tenido fácil a lo largo de los años. Las jóvenes tenemos una deuda con ellas. Mujeres, muy guapas, de todas las edades se dan cita aquí. Estoy muy orgullosa". "Es una singularidad de la Feria dedicar cada día a un colectivo", añade Barroso.

Vienen al Real "de toda la vida" porque esta Feria "se lo merece y aquí hay mucho arte". Y así, más de 1.300 mujeres se congregaron ayer en el templete para compartir esta jornada festiva. "Todos sabemos que las mujeres han conquistado este espacio en la Feria. Ella es la protagonista y hoy adquiere un color muy especial", comentó la alcaldesa, que añadió que este encuentro hace a la Feria "aún más participativa, un elemento enriquecedor. La mujer por derecho propio y año tras año ha ido ocupando el Real de la Feria hasta que ha constituido uno de los días grandes. Hoy se pone de manifiesto su poderío y la fuerza del tejido asociativo de las mujeres en Jerez".

Un grupo de medio centenar de mujeres espera al sol, animadas por voces que entonan sevillanas. Algunas de ellas bailan con la alcaldesa. "Bailar, comer y todo lo que nos echen". Eso es lo que hay y para qué pedir más si se está a gusto. Porque hay gente que vive el resto del año llenando el cerdito de la hucha para que dé de comer estos 'siete días en la gloria'. "No he gastado ni en yogú' para dejármelo todo en Feria", comenta una ferianta.

Grupos provenientes de Sevilla se quedaron cortos con la de abril y disfrutan de la de Jerez, "porque es una Feria que nos encanta, es una fiesta muy acogedora y nos maravilla. El alumbrado, las casetas, la comida... Venimos todos los años y no nos ponemos ni el traje para sentirnos más cómodas", aseguran. Amigas de todos los ámbitos, como del coro del centro de mayores de la zona Sur, tienen la Feria como cita ineludible. Emprenden en este miércoles un programa "hasta que el cuerpo aguante. Haremos lo que se pueda", dando a entender que van a entregarlo todo en el Real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios