EN PARALELO

La II velada Prefestival del Zoco aúna cante, toque y baile de primer nivel

El pasado jueves, como previa al Festival de Jerez, se celebró en el bar Alboronía del Zoco de Artesanía una reunión cabal en la que cante, baile, toque de guitarra y palmas -las cuatro columnas sobre las que se asienta el arte de nuestra tierra-, que adquirieron protagonismo gracias a varios artistas -profesionales y aficionados-.

Un gabacho nacido en París, Marcos "El Curandero", respaldado por la joven guitarra del portuense Antonio Bermúdez, nieto del siempre recordado y nunca bien ponderado "Anzonini", abrió marcha haciendo alegrías y malagueñas con remate abandolao. Más a gusto el cantaor en el aire gaditano que en el malagueño. A continuación, otro portuense, éste cantaor, Jorge Rodríguez apodado "El Güilo", con el respaldo guitarrístico de Manuel Lozano "El Carbonero" -que este año cumple los cuarenta como destacadísimo enseñante-, se entonó por soleá, continuó con la malagueña y remató la faena cantando con enorme poderío por fandangos. Prolongadamente aplaudida la intervención de ambos artistas: cantaor y guitarrista.

Autor e intérprete, Rafael Lorente, ilusionado e ilusionante aficionado llegó y, a capela, como mandan los cánones, se entonó por tonás para, una vez sentado junto al maestro "Carbonero" hacer tientos-tangos, bulerías por soleá y fandangos. Muchos amigos animaron al conocido y feliz autor de letras para el cante e intérprete, aplaudiendo largamente su intervención.

Tras el consiguiente descanso, que muchos espectadores aprovecharon para visitar la exposición fotográfica de Álvaro Marín -autor de la imagen que ilustra esta información captada durante el baile de Sole Flores-,"El baile es luz", instalada en el mismo Patio de la Fuente del Zoco, "Lobito de Jerez" se entonó por tientos-tangos y dio paso a la malagueña antes de cantar para el baile de María "La Jara" -alegrías-, y la ya citada Sole Flores -bulería por soleá-. Sin pausa alguna, Ana María López, profesora de las dos bailaoras antes citadas se lanzó al ruedo buleaero para que bailaran "sus" niñas, "su" niño, Juan Terriza "El indio canastero" y otros espontáneos como el propio Rafael Lorente, Pepe "El Zorri" e incluso la propia maestra de baile flamenco, Ani López, cantando y bailando. También colaboró en el improvisado fin de fiesta Jorge Rodríguez "El Güilo", un cantaor que si en tierras cordobesas y sevillanas está alcanzando claros éxitos, viene demandando con su cante un análogo lugar en la nómina de su provincia gaditana.

Resumo este comentario -que no crítica-, agradeciendo a cuantos artistas hicieron posible que Alboronía bar-tapas pudiera llevar adelante el II Pre Festival, en la jornada del pasado jueves, día 19, a manera de pórtico de la 19 edición del Festival de Jerez, un acontecimiento que se prolongará hasta el día 7 del venidero mes de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios