Fórmula 1

El pasado y el futuro rescatan el presente

  • Alonso espera sin presión su posible futuro con la escudería Ferrari mientras ésta decide de quién quiere prescindir

El presente del piloto Fernando Alonso en el campeonato del mundo de Fórmula 1 resulta tan intrascendente que la atención del paddock por el bicampeón del mundo sobrevive por su pasado y por su futuro. "Para la próxima carrera tenemos que mejorar", repite casi domingo tras domingo el español, que espera que la suerte le acompañe para refrendar la mejoría de su Renault.

El domingo, en el Gran Premio de Europa en Valencia, salió octavo y se mostró contento por terminar sexto. Dos quintos puestos son su mejor resultado en las 11 carreras que llevan de campeonato. A la espera de lo que ocurra en la recta final de la temporada, la atención está centrada en la batalla por el título entre los Brawn GP del británico Jenson Button y del brasileño Rubens Barrichello con permiso de los Red Bull, en el renacer de Lewis Hamilton con su McLaren-Mercedes, en el posible retorno de Michael Schumacher, en el estado de salud de Felipe Massa y en las dificultades de su sustituto, Luca Badoer.

Alonso, serio, sin presión porque nada se juega, se dedica a esperar. "Cuando acabe este año, tendré energías renovadas y una motivación mayor", admitió.

Y de su futuro es de lo que más se habla. Tanto Ferrari como Alonso lo niegan, pero todos dan por hecho que estarán juntos. "Parece que se va a ir a Ferrari. Será interesante, porque Ferrari tiene ya contrato con dos pilotos. Tendrá tres pilotos y dos coches, uno de ellos tiene que salir. El mercado de pilotos está esperando el primer movimiento y ése es la formalización de la marcha de Alonso a Ferrari. Y ahí empezará la cascada", dijo en una entrevista. "Hay muchos comentarios a causa de Alonso", apuntó Barrichello.

Un factor decisivo para el desembarco de Alonso en la escudería es la llegada del Banco Santander como patrocinador. El anuncio se hará oficial en septiembre, antes del Gran Premio de Italia.

El diario El Mundo aseguró que el banco, que dejará McLaren-Mercedes tras tres temporadas, pagará a Ferrari 50 millones de euros al año. Según el rotativo, el acuerdo no está vinculado a Alonso, aunque contar con él es el deseo de su presidente, Emilio Botín, que quiere celebrar triunfos con él como lo hizo con Hamilton.

El problema de Ferrari para cerrar el trato con Alonso es extinguir el año de contrato que tiene aún con Massa o con Kimi Raikkonen. Pero no sólo su futuro atrae la atención. Su tormentoso pasado en McLaren-Mercedes también lo es. Lo que pasó y lo que pasará con Alonso son hoy por hoy más atractivos que lo que le pasa al español a falta de seis grandes premios del final de temporada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios