Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

El Ejecutivo vasco mantiene su plan soberanista

  • El gobierno vasco asegura que las elecciones no eran para "para ponerle nota al lehendakari" y, pese a reconocer que no han sido "buenos resultados", ha señalado que Ibarretxe mantiene su "hoja de ruta", que incluye la consulta.

Comentarios 3

La portavoz del gobierno vasco, Miren Azkarate, ha realizado estas declaraciones en la comparecencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno Vasco. En las pasadas generales, el PSE ganó en todo el País Vasco y los tres partidos que forman el ejecutivo autónomo, PNV, EA y EB, bajaron en votos y escaños.

La "hoja de ruta" incluye una oferta de diálogo al Gobierno español, la presentación de la propuesta sobre la consulta al Parlamento Vasco en junio y la celebración de la citada consulta el 25 de octubre.

La portavoz ha indicado que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha hablado por teléfono ya con el presidente en funciones José Luis Rodríguez Zapatero, al que ha ofrecido diálogo para tratar de llegar a un acuerdo en torno a la normalización política y a la paz.

Azkarate ha manifestado que los resultados electorales "no han sido los esperados", aunque ha indicado que no se ha juzgado la gestión del Gobierno de Vitoria y que tampoco se trataba de "poner nota a Ibarretxe.

"Las elecciones eran para elegir entre Rajoy y Zapatero", ha precisado la portavoz, quien ha agregado que el actual gobierno vasco es fruto de la voluntad popular de las elecciones autonómicas del 2005.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno Vasco se presentó ante la sociedad con un "compromiso", en relación a la denominada "hoja de ruta" del lehendakari, en la que se emplaza al Ejecutivo central a alcanzar un acuerdo sobre normalización política y paz.

Por ello, ha insistido en que Ibarretxe mantiene su "agenda abierta" para tratar de acordar con Zapatero, con el límite del mes de junio y ha incidido en que "la primera apuesta es la mano tendida para el consenso y el acuerdo".

Ha recordado que "si el diálogo y el acuerdo se niega", la "hoja de ruta" incluye que el lehendakari lleve al Parlamento Vasco una propuesta de consulta para celebrar el 25 de octubre, aunque ha precisado que no se trata de un referéndum de independencia, porque "nadie puede hacer algo para lo que no tiene facultades".

Ha agregado, tal y como está previsto en la propuesta del lehendakari, que si el Parlamento Vasco no da la autorización para la consulta se convocarán las elecciones autonómicas.

"Todos los ojos han estado centrados en la consulta. ¿Por qué no nos centramos en intentar un acuerdo? Hay que trabajar para que el acuerdo llegue cuanto antes. A partir de ahí, todos tenemos flexibilidad suficiente", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios