Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Izquierda Unida vive una noche de "sabor agridulce"

  • La formación analizará a qué se deben las diferencias entre Andalucía y España, y "lamenta" la desaparición de los andalucistas del Parlamento regional

El candidato al Senado Sebastián Terrada no se mostraba demasiado optimista ya a las nueve y media de la noche, cuando sólo se contaba con los datos de sondeos y le entrevistaba Onda Cádiz. En la sede de la calle Sagasta, un gran ausente: el candidato al Congreso de los Diputados por Cádiz, José Antonio Barroso, que se había quedado en Puerto Real, al parecer porque no se encontraba muy bien.

En la sede provincial se vivió una larga espera: mientras que Terrada, Ignacio García (candidato al Parlamento andaluz), Antonio Roldán (coordinador provincial) y Fernando Macías (responsable provincial de Organización) seguían los escrutinios en la primera planta, los periodistas hacían lo propio abajo, aunque con alguna dificultad por la escasa calidad de la señal televisiva.

Suficiente, sin embargo, para ver cómo Gaspar Llamazares aseguraba que el de estas elecciones era "un mal resultado sin paliativos" a las once menos cuarto de la noche, se atribuía "toda la responsabilidad" y convocaba una asamblea en la que renunciaría.

En la sede de Cádiz -a la que empezaron a llegar miembros de la asamblea local como Francisco Cárdenas, Waldemar de la Torre, Luis Trinidad, Eva Brenes y Cristina Álvarez, entre otros- no hubo reacción inmediata a estas palabras del candidato a la Presidencia que se culpaba de la pérdida de tres escaños en el Congreso de los Diputados, de cinco a dos. En Sagasta, prefirieron esperar a que finalizara el escrutinio de las elecciones autonómicas antes de comparecer ante los periodistas, que aliviaban la espera con los embutidos y pequeños empanadas cortesía de IU.

No esperaron al cien por cien del recuento, pero casi. A la una menos cuarenta minutos de la madrugada, Ignacio García, Roldán y Macías comparecían en la sala de prensa. Roldán hizo balance diciendo que los resultados les habían dejado un "sabor agridulce": García sería parlamentario andaluz (se repiten los seis representantes de los anteriores comicios), aunque Barroso no consigue sentarse en el Congreso de los Diputados. En Andalucía se ha "aguantado el tirón bipartidista" al que tanto había aludido un par de horas antes Llamazares.

"Viendo la que ha caído, es un buen resultado", resumió García en alusión a la diferencia entre España y Andalucía, algo que ahora quieren analizar. Para el martes ya hay prevista una ejecutiva andaluza, y para final de semana, otra provincial.

IU se queda como única fuerza en Andalucía tras PP y PSOE: a Roldán no le extrañó el mal resultado electoral de la Coalición Andalucista, puesto que la campaña "ni era andalucista ni tenía ninguna referencia". García matizó que lamentaba la perdida de un partido en el parlamento, con lo que ello significa de pérdida de pluralidad, aunque garantizó que "las ideas andalucistas, las ideas de Blas Infante" estarán representadas con Izquierda Unida, que tiene como objetivo "emponderar Andalucía y que se desarrolle su estatuto. Andalucía va a tener quien la defienda y va a ser IU".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios