El Ayuntamiento baraja colocar toldos de calle el próximo verano

  • El delegado de Urbanismo, Francisco Camas, planea que se ubique en la calle Largal "Nuestra idea actualmente es que la instalación se produzca gracias a patrocinadores"

Fue en el verano del 96 cuando la calle Larga tuvo su primer intento de que se colocaran toldos al estilo de los que se podían ver en las calles comerciales de ciudades como Sevilla o Málaga. La experiencia, como algunos recordarán, no fue satisfactoria porque se produjeron varios desprendimientos. El asunto acabó en los juzgados, porque el Ayuntamiento se negó entonces a pagar por unos trabajos que se consideraban mal hechos y que había supuesto mucho riesgo. El actual delegado de Urbanismo, Francisco Camas, cree que es una experiencia que a día de hoy se podría retomar. "Los materiales y herramientas que se utilizan son diferentes, los anclajes hoy en día son mucho más seguros y en otras ciudades se está haciendo". El socialista explica que "es un asunto que hemos dejado en cartera de cara al año que viene y nos gusta". Añade, además, que "hay discusión por los toldos debido a cuestiones técnicas por los aparatos de aire acondicionado. En Málaga la calle Larios es muy grande y tiene mucha altura lo que no genera dificultades, pero en Sevilla sí se está debatiendo".

La prioridad del Ayuntamiento, ante los problemas evidentes de caja que presenta, es que estas instalaciones se lleven a cabo gracias a patrocinadores. Así funciona en ciudades como la citada Málaga, donde es la empresa cervecera San Miguel la que paga al Ayuntamiento una suma además del coste que supone. La ciudad cuenta con marcas locales a las que se les hará el ofrecimiento a lo largo del año. En el radar se encontrarían, por ejemplo, las bodegas como imagen atractiva para el turismo, y todo ello teniendo en cuenta que llevan tiempo proponiendo planes de ocio durante los meses de verano.

Otra cuestión es el dónde de estos toldos. La representante de los comerciantes Nela García, de Acoje, cree que hay varias zonas donde sería más sencillo llevar a cabo el entoldado. "Algarve, Évora o Doña Blanca son más estrechas que la calle Larga, las opciones están ahí", indica. García señala que "llevamos años proponiéndolo. Lo intentamos por ejemplo el año de la Capitalidad del Motor, pero aquello fue sólo un año, se buscaron los patrocinadores y no salió bien". Otra de las alternativas a las que se ha estado atento ha sido a la captación de los fondos europeos de la Edusi y la ITI. "Ha habido en realidad otras prioridades, así que tampoco lo hemos conseguido a través de ahí".

Para Manuel García, de Asunico, "hay otras prioridades en el centro, como por ejemplo el arreglo del pavimento. Eso sí, si va a coste cero para el Ayuntamiento, bienvenido sea". García recuerda que "cuando se intentó y no funcionó. También se puso en su momento con cogidas en el suelo, pero creo que habría que evitar más experimentos. Habría que sentarse a estudiarlo de forma pormenorizada", señala. Igualmente, considera que "hay calles como Doña Blanca donde también sería interesante colocar los toldos más allá de la calle Larga. Incluso estudiarse para dejarlo el resto del año, siempre teniendo en cuenta que sufrirían las inclemencias del viento y la lluvia. En cualquier caso, insisto que sería una solución para los meses de verano, pero me gustaría que el Ayuntamiento trabajara en soluciones para todo el año que repercutirían más en el centro", remacha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios