El Ayuntamiento separará las áreas de Juventud y Educación 15 años después

  • La primera se mantendrá en las actuales instalaciones de la calle Paúl mientras que la segunda se trasladará a la calle La Merced

  • Pretende dar más autonomía a cada delegación

Laura Álvarez y Rocío Montero, en una de sus rutinarias visitas a un colegio de la ciudad. Laura Álvarez y Rocío Montero, en una de sus rutinarias visitas a un colegio de la ciudad.

Laura Álvarez y Rocío Montero, en una de sus rutinarias visitas a un colegio de la ciudad.

Las delegaciones de Juventud y Educación, ambas dirigidas por Laura Álvarez, renovarán su estructura en las próximas semanas. La principal novedad que se ha planteado desde el Ayuntamiento y la propia edil será la de separar ambas delegaciones, algo que no ocurría desde finales del año 1999 cuando bajo el mandato de Pedro Pacheco, Educación y Juventud, ésta ligada a Deportes, iban por caminos distintos. Fue en 2003, coincidiendo con la coalición que conformaron PP y PSA cuando ambas se volvieron a fusionar, entonces coordinadas por Javier Durá.

El primer paso en esta serie de modificaciones se produjo en la mañana del pasado martes, cuando la hasta ahora a Dirección del Servicio de Educación y Juventud, Rocío Montero, era cesada de sus funciones. Montero desempeñaba este cargo de libre designación desde mayo de 2016 cuando fue nombrada en Junta de gobierno local tras pasar previamente por la delegación de Recursos Humanos, también dirigida por Álvarez.

Desde entonces, la ex edil de Foro Ciudadano se había convertido en la mano derecha de la teniente de alcaldesa, sobre todo en tareas de educación donde ha desempeñado una labor importante en los distintos centros educativos de la ciudad.

Ahora, tras extinguir el cargo de libre designación, la idea del Ayuntamiento es separar ambas delegaciones. Juventud seguirá teniendo como máxima responsable a Valentina de Jesús, actual jefa de departamento, y que hasta esta semana estaba por debajo de Rocío Montero. Ahora, tras el cese de ésta asumirá, con la pertinente supervisión de Álvarez, el control de la delegación.

En Educación, por su parte, el equipo de gobierno deberá designar a un nuevo cargo rector para esta delegación, aunque fuentes consultadas aseguraban ayer que la persona elegida desempeñará una función similar a la que De Jesús realiza en Juventud, es decir, no habrá una directora de servicios como hasta ahora existía en la figura de Rocío Montero.

Así las cosas, el planteamiento inicial es mantener la delegación de Juventud en la Sala Paúl, una instalación que Laura Álvarez quiere convertir en una especie de Casa de la Juventud de antaño. No hay más que ver los actos y actividades programadas en los últimos meses a este respecto para comprobar que la idea se basa en otorgar especial protagonismo a los jóvenes, ya sea con conciertos o eventos culturales a celebrar en la antigua bodega.

Desde el Consistorio consideran que el hecho de tener unidas a las dos delegaciones ralentiza y a veces dificultad el normal funcionamiento de cada una, de ahí que Álvarez, en consenso con la alcaldesa Mamen Sánchez, haya decidido darle a cada una de ella libre autonomía para tratar de agilizar sus labores.

El cambio más notable, no obstante, se llevará a cabo en Educación, pues inicialmente el Ayuntamiento tiene previsto trasladar su sede, hasta ahora en la calle Paúl, a la calle La Merced, donde hasta hace unos años estaba la delegación Bienestar Social. El edificio se encuentra actualmente infrautilizado de ahí que el trasvase de Educación a sus instalaciones no sea una complicación.

Inicialmente, el tema de los presupuestos no sería un inconveniente, toda vez que cada delegación tiene destinada una partida, en el caso de Educación incluso a punto de agotarse con la gran cantidad de intervenciones que se han realizado en los últimos meses en centros educativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios