Certificado de calidad para cuatro unidades sanitarias del área de Jerez

  • El centro de salud de San Benito, la Farmacia del hospital y la unidad de formación del distrito Jerez-Costa Noroeste reciben la acreditación por la labor desarrollada

Comentarios 14

Los centros de salud de Rota y San Benito, en Jerez, la unidad de Farmacia de Área del hospital de Jerez y la unidad de formación continuada del distrito sanitario Jerez-Costa Noroeste recibieron ayer de manos del secretario general del Servicio Andaluz de Salud, Jesús Huerta, los distintivos que reconocen el nivel de calidad alcanzado tras haber superado con éxito sus procesos de acreditación a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, fundación de la Consejería de Salud encargada de impulsar la mejora continua de los diferentes elementos del sistema sanitario.

En el caso de la unidad de gestión clínica San Benito, liderada por José Carlos Mampel, hay que resaltar el esfuerzo realizado por garantizar la continuidad asistencial, con especial atención a pacientes pluripatológicos, con frecuentes reingresos, lo que lleva a la unidad a tener una relación continua y fluida con el hospital de Jerez y con el Hospital Juan Grande, en concreto con Medicina Interna, al objeto de coordinar los ingresos, intentar programarlos o incluso evitarlos, en el caso de que sea posible.

La apuesta por la formación de sus profesionales y la implicación de éstos en el buen funcionamiento del centro han sido, sin duda, elementos que han contribuido a la culminación con éxito de este proceso de acreditación.

Por su parte, en el caso del proceso de acreditación de la unidad de Farmacia de Área del hospital de Jerez, dirigida por María Asunción Almendral, se han destacado algunas iniciativas, muchas de las cuales giran en torno a la seguridad del paciente. Por ejemplo, la unidad ha elaborado un 'Protocolo Normalizado de Trabajo sobre la Detección y Prevención de Errores de Medicación en Quimioterapia', disponiendo también de un registro de errores en quimioterapia y otros fármacos citotóxicos que les permite analizar la posible unidad en la que se produce el error, el fármaco o fármacos implicados, la gravedad clínica del error, el proceso de la cadena terapéutica donde se origina el error y el tipo de error, todo con la finalidad de evitarlos.

Este trabajo en seguridad del paciente ha sido especialmente valorado y se ha señalado como elemento de calidad destacada la metodología seguida por la unidad en relación a la elaboración de un mapa de riesgos. La metodología seguida en cada uno de los procesos revisados está basada en el análisis modal de fallos y efectos (AMFE), con la que se pretende adoptar un carácter preventivo para anticiparse al fallo, sistematizar y priorizar acciones y llevar a cabo un trabajo en equipo.

Estas tres unidades de gestión clínica han realizado su proceso de acreditación a través del Programa de Acreditación de Unidades de Gestión Clínica, que cuenta con 112 estándares o patrones de referencia de calidad en base a los cuales las unidades analizan su trabajo, para después pasar por una evaluación externa que determinará su cumplimiento o no. Estos estándares hacen referencia a los usuarios, la organización de la actividad asistencial, los profesionales, la estructura y los resultados de la unidad, y tienen como objetivo estimular e incentivar el trabajo de los centros y las unidades en la búsqueda de la mejora continua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios