El Consistorio recupera toda la PIE e ingresará 42,2 millones este año

  • El gobierno local logra firmar un aplazamiento a diez años de la deuda de 50 millones con la Seguridad Social, lo que supone que dejen de retenerle todos los meses la mitad de su Participación en los Ingresos del Estado

La liquidez y la credibilidad, se desconoce a ciencia cierta cuál de las dos es más difícil de conseguir y mantener, regresan de la mano al Ayuntamiento de Jerez, sumido en los últimos tiempos en una asfixia economía y financiera prácticamente crónica que le había situado a la cabeza de los Consistorios más morosos con el Estado. Ahora, en cambio, el nuevo acuerdo alcanzado en Madrid a finales del pasado mes de diciembre por la alcaldesa, Pilar Sánchez, para el aplazamiento de la deuda municipal con la Tesorería General de la Seguridad Social -que en realidad retoma el que se rubricó hace un par de años- tendrá como consecuencia inmediata que a finales de este mes, momento en el que las Administraciones locales tienen estipulada la fecha de cobro, el Ayuntamiento jerezano perciba nuevamente el cien por cien de su Participación de los Ingresos del Estado, la famosa PIE.

Una retribución fundamental, que para el presente ejercicio se ha estimado en 42,247 millones de euros -más la liquidación final al cierre de 2008-, de cara a que el gobierno local pueda llegar de una vez por todas con holgura a final de mes y pueda afrontar todo tipo de gastos corrientes y, especialmente, los derivados del pago de las más de 2.500 nóminas que integran el grueso de la estructura municipal.

De este modo, el Ayuntamiento recupera gran parte de su músculo financiero y lo hace, como se ha dicho, tras garantizar a la Seguridad Social que "somos capaces de afrontar el corriente y al mismo tiempo las deudas heredadas", explica a este Diario el director general de Política Fiscal, Financiera y Patrimonio, Cornelio Vela.

Respecto a lo anterior, las arcas municipales pasarán a ingresar ahora unos 3,6 millones mensuales durante todo 2008, que devienen del llamado fondo complementario de financiación -la PIE propiamente dicha-, el cual dejará en la ciudad a lo largo de los próximos doce meses 36,093 millones de euros. Además, en los 42,2 millones totales a percibir, también se incluye la cesión al municipio de impuestos estatales -como puedan ser el alcohol y el tabaco- cifrada para el conjunto de este año en un total de 6,154 millones de euros.

"Lo importante del dato es que el dinero que viene, ya viene completo", agrega a continuación el director general de las finanzas locales. Y es que desde julio del año pasado y hasta el pasado mes de diciembre Hacienda, con potestad para ello, ha venido reteniendo al municipio el 50 por ciento de esta participación -alrededor de 1,8 millones- debido al impago reiterado de la deuda que se arrastraba desde 1991 con la Seguridad Social. Y no sólo eso, sino que además también retenía otro 25 por ciento como parte de la devolución de un anticipo de seis millones de euros que el gobierno municipal solicitó a principios del pasado año.

Tras la renegociación satisfactoria del aplazamiento de esta deuda, cifrada en 50 millones de euros, el gobierno local no sólo ha arrancado un acuerdo para liquidarla lo más cómodamente posible en los próximos diez años, sino que además, según especifica Vela, "ha rescatado la PIE al completo y ha recuperado su credibilidad con la Seguridad Social, que ahora sabe que Jerez y su Ayuntamiento son buenos pagadores".

De hecho, detalla el responsable económico municipal, durante el año anterior la ciudad abonó a la Seguridad Social más de 13,5 millones de euros en concepto de deudas de gobiernos anteriores, a los que hay que sumar los alrededor de 1,6 millones del corriente de cada mes. Una cifra, matizó, que "ahora se verá incrementada en algo por la disolución de los organismos autónomos, lo que hará que por ejemplo los 200.000 euros que pagaba la Gerencia de Urbanismo a la Seguridad Social los asuma el Ayuntamiento matriz".

La PIE de cada municipio se establece, aclara Cornelio Vela, a partir de una ponderación basada en el número de habitantes y los gastos que debe afrontar cada Ayuntamiento en función de las dimensiones de la población; y ésta permite financiar "cualquier tipo de gasto corriente, lo que le confiere una alta importancia cualitativa, pues permite afrontar en cada momento cualquier gasto como el pago a proveedores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios