Delitos y faltas descienden un 9,8% en Jerez en el último año, según Interior

  • La ciudad ha rebajado el número de estos ilícitos en 1.200 casos anuales desde 2014. La sustracción de vehículos es el delito que más cae, con cien casos menos en apenas un año.

Imagen de archivo de una operación del Cuerpo Nacional de Policía en la ciudad. Imagen de archivo de una operación del Cuerpo Nacional de Policía en la ciudad.

Imagen de archivo de una operación del Cuerpo Nacional de Policía en la ciudad. / pascual

Los delitos y faltas que fueron perpetradas en Jerez el año pasado descendieron un 9,8% respecto a 2015, según se desprende del balance de criminalidad que ayer fue presentado por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en Madrid.

Los datos de la comisaría jerezana son realmente positivos pues es la segunda localidad de más de 50.000 habitantes de la provincia donde más disminuyen estos ilícitos. Al frente se encuentra la localidad campogibraltareña de La Línea de la Concepción, que con una rebaja del 19,3% lidera el ranking provincial.

La caída de la delincuencia en Jerez está por encima de la media provincial

La eficacia policial en Jerez -así como el civismo de los ciudadanos, que también tiene mucho que decir- está por encima de otras localidades provinciales como puede ser el caso de Cádiz (-8,4%), Chiclana (donde suben los delitos y faltas un 4%), El Puerto (-7,1%) y la localidad isleña de San Fernando (-0,1%).

Para analizar el estado de las infracciones penales registradas en la ciudad hay que ir por partes. De un lado, y tal como se viene manteniendo desde mediados de los años 90, la ciudad sigue padeciendo un homicidio al año.

En esta ocasión el delito de sangre se produjo en los terribles sucesos de la calle Molino del Viento, en el barrio de San Miguel, donde una madre y su hija fueron acribilladas a disparos con una escopeta de caza en un delito de violencia de género. La hija sobrevivió, no así la madre, que falleció.

El mayor descenso en delitos experimentado a lo largo del año pasado fue en la sustracción de vehículos a motor. De los 351 casos denunciados en 2015 se pasó a 251 (nada menos que un centenar menos) en 2016. La rebaja ha supuesto un destacable descenso del 28,5% en las estadísticas policiales del Ministerio del Interior.

Tras estos, las dos modalidades delictivas que han experimentado mayores descensos han sido los hurtos y los daños, que descendieron en un 7,3 y un 6,7% respectivamente.

Cabe destacar que este tipo de delitos son los más frecuentes en la ciudad. No en vano, prácticamente la mitad de los delitos y faltas que se perpetran en la ciudad son precisamente estos: hurtos y daños.

Donde sí han crecido los ilícitos penales ha sido en los robos con violencia e intimidación, que pasaron de los 259 casos en 2015 a los 261 del año pasado. Son apenas dos más pero supone una subida de carácter mínimo, concretamente del 0,8%, pero subida al fin y al cabo. Igualmente ha sucedido con los delitos detectados de tráfico de sustancias estupefacientes, pasándose de los 37 casos detectados hace dos años a los 39 de 2016. Ello ha supuesto un incremento del 5,4%. Esta peligrosa y antisocial lacra está bastante controlada.

Por su parte, otro delito que causa gran preocupación social y la lógica conmoción tanto en el seno familiar como en el conjunto de la vecindad, como es el robo con fuerza en el interior de domicilios, ha experimentado también un descenso, pasándose de los 247 casos de 2015 a los 239 del año pasado. Ello supone una rebaja del 3,2%. Es una rebaja leve.

Ante tanta cifra es importante echar la vista atrás y comprobar que en los dos últimos años Jerez ha visto rebajado el número de los delitos y faltas que se perpetraban en la ciudad en más de 1.000 casos.

No en vano, 2014 cerró con casi 11.000 de estos ilícitos, concretamente 10.997, los cuales han pasado, como se señala al comienzo de esta información, a 9,798. Se trata en concreto de 1.200 casos menos. Si se tiene en cuenta la disminución de dos años a esta parte la rebaja es de casi un 11%, concretamente un 10,9.

En lo que se refiere a la media provincial, cabe destacar que Jerez está por debajo de los índices de criminalidad del resto de la provincia, donde igualmente se cosecharon datos positivos aunque inferiores a los de Jerez.

Así, a nivel de la provincia de Cádiz también disminuyó el número de delitos y faltas. En conjunto disminuyeron un 7%, es decir, casi tres puntos menos que en Jerez. Al contrario que en la ciudad cabe destacar que en la provincia todas las modalidades delictivas descendieron, a excepción de los homicidios. Si diez se perpetraron en 2015 otros diez se hubieron de padecer el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios