Desconvocan la huelga de autobuses tras más de siete horas de negociación

  • Los trabajadores de Cojetusa ratificarán hoy en asamblea el principio de acuerdo al que llegaron esta madrugada para un nuevo convenio colectivo con una subida salarial del 6% durante dos años

Comentarios 41

Más de siete horas de negociación fueron necesarias para que la dirección de la concesionaria Cojetusa y los trabajadores de los autobuses pudiesen llegar anoche ya de madrugada a un preacuerdo de última hora. Un encuentro en el que resultó fundamental la presencia del delegado municipal de Movilidad, Juan Manuel García Bermúdez, quien al término de la negociación mostró su satisfacción por la suspensión de la huelga. "Se ha llegado a un acuerdo verbal que ratificarán por asamblea, como suelen hacer", destacó, apuntando que su presencia en las instalaciones de El Portal "es porque me envía la alcaldesa". La principal reivindicación de los trabajadores era ayer que, tras varios encuentros fallidos, se negociase por fin el nuevo convenio colectivo. Así y tras llegar a un acercamiento, los trabajadores decidieron suspender completamente la huelga de 24 horas prevista desde hoy martes y hasta el próximo viernes.

Aún así, está previsto que en el día de hoy se produzcan dos asambleas para cerrar los puntos del convenio laboral que anoche tan sólo quedaron esbozados en un principio de acuerdo, pasadas las doce de la madrugada. "El Ayuntamiento se comprometió a pagar el IPC, que es lo que nos corresponde por ley", subrayó Bermúdez.

Ya desde el comité de empresa, su portavoz Ángel Morales agradeció la intervención del Ayuntamiento para zanjar un conflicto que ya venía de largo. "El preacuerdo recoge un convenio colectivo de dos años con una subida del 6% el primero y el segundo", apuntó. Además, se contempla la petición de cinco aseos junto a las marquesinas y se cubren las contingencias comunes al 100% desde el segundo día. Se da la circunstancia de que ambas partes iniciaron la reunión de ayer en distintas salas, siendo el delegado de Movilidad y el director del área quienes mediaron en todo momento, hasta que finalmente dirección y trabajadores se unieron en la misma habitación y García Bermúdez abandonó las instalaciones con el compromiso de los afectados, cerca ya de las doce de la noche aunque la negociación siguió de madrugada.

Hay que recordar que durante la celebración de la pasada Feria del Caballo, los empleados de Cojetusa realizaron también jornadas de huelga para obligar a la empresa a que se sentase a estudiar el convenio. Aún así, y tras casi una semana de paros que afectó al desarrolló de esta celebración, ni la dirección de Cojetusa ni la plantilla lograron acercar posturas. Posteriormente, tras celebrar dos asambleas, los afectados decidieron convocar huelga de 24 horas durante la primera semana de junio. Sin embargo, el pasado viernes anunciaron que aplazarían la protesta un día a la espera de que ayer lunes se reuniesen con Cojetusa, a petición de la propia plantilla. Una medida adoptada tras el 'ultimátum' que el delegado de Movilidad dio a la entidad reiterándole a ambas partes que bajo ningún concepto permitiría que se utilizase al Ayuntamiento en la negociación de un convenio que sólo le corresponde a empresa y plantilla.

Tras salvar este nuevo conflicto laboral en una concesionaria municipal, el delegado de Movilidad felicitó a ambas partes por el acercamiento y manifestó que, así las cosas, "se facilitará que se ponga en marcha lo antes posible la nueva red de transporte urbano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios