Directivos de las bodegas se aplican las primeras bajadas de sueldo

  • El plan de sostenibilidad de Nueva Rumasa contempla un recorte del 15% para los altos cargos del grupo

Los expedientes de regulación de empleo de las bodegas del Grupo Garvey afectan a trabajadores de todas las categorías, desde las más bajas adscritas a las labores de la viña y la producción a las más altas vinculadas a la dirección, pasando por los departamentos comercial y de administración.

Ningún área está exenta en el proceso de reestructuración de la plantilla emprendido por la compañía, en el que tampoco se ha tenido en cuenta si los trabajadores afectados ostentan representación sindical.

En cuanto a los puestos de responsabilidad, la mayoría desempeñados por directivos en nómina de Complejo Bodeguero Bellavista, el plan contempla una reducción salarial del 15 por ciento que en ningún caso podrá aplicarse al resto de la plantilla. De hecho, algún directivo de la bodega con sede en la antigua circunvalación jerezana ya ha visto reducido su sueldo al no ajustarse el salario neto que tienen asignado a la última subida del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

La plantilla de Complejo Bodeguero está sujeta a otra singularidad, ya que es la única bodega de las cuatro en suspensión de pagos en la que se acordó la adopción de medidas preliminares a raíz de la declaración del concurso voluntario de acreedores. En concreto, en esta sociedad sigue estando en activo el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que comenzó a aplicarse a finales del año pasado y por el que la totalidad de su plantilla alternaría entre periodos en el paro y de trabajo por un máximo de 180 días en el plazo de 12 meses. En caso de cerrarse el periodo de consultas con un acuerdo satisfactorio entre las partes, es decir, con la firma del expediente extintivo, dicho ERTE dejará de tener efecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios