Jerez

"Hoy se destruye la Constitución"

  • El historiador Pío Moa, en las jornadas sobre 'II República y Religiosidad Popular'

El conocido y a la vez polémico historiador y periodista Luis Pío Moa Rodríguez declaró ayer en una visita a Jerez que, "actualmente, se está destruyendo la legalidad salida de la transición, se está destruyendo la Constitución, aunque no de una manera tan espectacular y violenta como ocurrió en 1936". Pío Moa hizo esta reflexión con motivo de las jornadas organizadas por la Unión de Hermandades, que abordan en esta edición el tema "La II República Española y la Religiosidad Popular" y en las que participó ayer tarde con una charla titulada "Los mártires durante la II República". "Contra esa agresión -explicó Pío Moa- , que espero corrija el tiempo, es necesario que la gente tome conciencia, porque el peligro hoy en España es que una gran parte de la gente no se da cuenta del peligro. Ése es el peligro real. Y no se reacciona a tiempo, y cuando éso ocurre, es cuando llega la violencia".

Pío Moa mantiene que, aún hoy, existen puntos de comparación, "con menos virulencia", con la situación anterior a la guerra civil. "La clave de la guerra fue realmente la destrucción de la legalidad republicana por el Frente Popular. Actualmente, se está destruyendo la legalidad salida de la transición, se está destruyendo la Costitución, no de una manera tan espectacular y violenta como entonces, pero se está destruyendo y eso es gravísimo". Otro ejempo son, según el historiador, los ataques que está sufriendo la Iglesia, "no de la forma tan brutal como entonces, pero hay cosas tan llamativas como la pretensión de que la Iglesia pida perdón a sus asesinos y torturadores y, en cambio, se disocie totalmente de aquellos que en aquel momento la salvaron, porque la salvaron de un exterminio, de un proyecto de exterminio, como el de los judíos".

"Por desgracia, aquí teníamos y en parte seguimos teniendo una izquierda que no se identifica ni con el mismo país. Como ejemplo, el grito de 'Viva España', que fue considerado subversivo. Eso ya lo dice todo". La República nació, según Pío Moa, como una democracia liberal, normal, pero muy pronto "fue desbordada por los grupos que se dedicaron a incendiar iglesias, bibliotecas... Lo peor no fueron estos incendios, sino que la izquierda en general consideró que ese tipo de incidentes los estaba haciendo el pueblo, no grupos de delincuentes que debían ser perseguidos. Claro, el pueblo, considerado soberano, hizo pensar que esos delitos eran algo normal, que se podían hacer. Cuando la gente, hastiada de todas estas cosas, votó a la derecha en 1933, la izquierda no reconoció el voto e inmediatamente preparó el asalto al poder, que lo intentaron hacer en octubre del 34. En ese momento, la República pudo venirse abajo de no ser porque la derecha defendió la legalidad republicana. Franco lo hizo".

Tras la vuelta de la izquierda al poder en 1936, se desata un proceso revolucionario que fue acompañado "de quemas masivas de iglesias, de desmanes de todo tipo y, en una situación invivible, cuando la guerra civil se reanuda, ya es la masacre total". Todo preparado, a juicio del historiador, por una propaganda masiva y "de estilo nazi contra las monjas, los curas… Y uno ve que las bases de esa propaganda eran que la Iglesia constituía el gran obstáculo para que España se modernizara. Y que se modernizara consistía en que gobernaran estos señores de manera absoluta. Para ellos ésa era la democracia. Y todavía sigue siendo así, desgraciadamente, para una parte importante de la izquierda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios