Pelayo pagó 200.000 euros a dos de las empresas que investiga Garzón

  • Las contrató por vía de urgencia para Fitur'2004 y para el espectáculo ecuestre de la Plaza Mayor de Madrid · El Ayuntamiento envía toda la documentación al juez de la Audiencia Nacional

Comentarios 22

El antiguo Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad, en la actualidad absorbido por el Ayuntamiento, adjudicó en enero de 2004, bajo la presidencia de la entonces alcaldesa María José García-Pelayo (PP), dos contrataciones a empresas que están siendo investigadas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el denominado 'caso Gürtel', que indaga sobre una presunta trama de corrupción que salpica al Partido Popular.

En concreto, se trata de las sociedades Down Town Consulting y Special Events. La primera hoy se denomina Easy Concept y está administrada por Pablo Crespo e Isabel Jordá, ambos detenidos por Garzón. Y Special Events es propiedad de Francisco Correa, actualmente en prisión por la investigación del juez de la Audiencia Nacional. Ambas fueron contratadas por el Ayuntamiento para gestionar el stand de Jerez en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) y para organizar el espectáculo ecuestre de la Plaza Mayor de Madrid.

Este medio ha podido saber que el Ayuntamiento firmó un contrato de adjudicación con Special Events por importe de 162.806 euros para que llevara a cabo la gestión del stand de Jerez en Fitur, y al mismo tiempo firmó otro contrato con la sociedad Teleanuncio por importe de 141.364 euros, para que se encargara de la publicidad y propaganda del referido stand.

El contrato de adjudicación a Down Town fue por importe de 39.366 euros, para que esta empresa se encargara del espectáculo ecuestre de la Plaza del Caballo. Existe otro menor con esta misma empresa por importe de 11.855 euros para el espectáculo ecuestre. En el cómputo general, los tres contratos con las mencionadas empresas ascienden a 355.392 euros.

En los tres casos, el Instituto de Promoción de la Ciudad recurrió a un procedimiento excepcional, ya que la aprobación se realizó por vía de urgencia, a pesar de que Fitur es un evento que se celebra cada año y que por lo tanto es perfectamente previsible. La vía a la que se recurrió se reserva sólo para los casos de imperiosa urgencia derivada de imprevistos y no imputables a la Administración. El Ayuntamiento justificó en su día esa urgencia apelando a que sólo unas semanas antes se había firmado el Plan de Excelencia Turística que regulaba la presencia de Jerez en Fitur y que hasta el 29 de enero no se podía firmar el convenio entre el Ayuntamiento y la sociedad Expasa Agricultura y Ganadería para el espectáculo ecuestre.

Apelando a esa urgencia, el Instituto de Promoción de al Ciudad adjudicó, el 15 de enero de ese año, mediante resolución de la presidencia, los tres contratos a las sociedades Special Events, Teleanuncios y Down Town Consulting, sin que conste en el Ayuntamiento que en cada caso se negociara con tres empresas distintas, tal y como indican los procedimientos de urgencia. Las únicas tres empresas que aparecen documentalmente en todo el procedimiento son las adjudicatarias.

Además, la adjudicación de los tres contratos los realiza la propia alcaldesa y presidenta del Instituto de Promoción de la Ciudad, María José García-Pelayo, a pesar de que la interventora municipal elaboró un informe, con fecha 8 de enero, en el que establecía que dichas acciones son competencia del consejo de gestión de ese organismo.

La documentación que avala estas presuntas irregularidades la va a enviar el actual equipo de gobierno municipal al juez Baltasar Garzón, por si considera que debe sumarla a la instrucción del 'caso Gürtel'. En esa documentación figura también copia del certificado que acredita que Teleanuncio está al día con la Seguridad Social, que tiene fecha de registro en el Ayuntamiento el 4 de marzo de 2004, cuando ese documento debe registrarse antes de la firma de cada contrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios