La Policía confirma la detención de padre e hijo por el caso del cohete

  • Los encartados "fueron los que lanzaron el material pirotécnico" la Nochevieja

La comisaría confirmó ayer oficialmente que los dos detenidos por el caso del cohete de la barriada rural de Los Albarizones, padre e hijo, M.C.G., de 54 años, y F.J.C.P., de 27, fueron quiénes presuntamente lanzaron los cohetes, uno de los cuales alcanzó a Rocío Vázquez, mediante un comunicado remitido por sus servicios de prensa. Ambos quedaron en libertad con cargos policiales en espera de que sean requeridos por la autoridad judicial que instruye las diligencias. La Policía señaló también que se le ha enviado el atestado del caso al juzgado de instrucción competente.

La comisaría indicó ayer que "inmediatamente después de conocerse los hechos" y después de formularse la correspondiente denuncia por uno de los familiares de la lesionada, funcionarios de la Policía judicial iniciaron una laboriosa investigación que consistió en la recogida de manifestaciones vecinales "in situ" y en dependencias policiales, así como varias inspecciones técnicas en el lugar de hechos. Finalmente se ha tomado declaración a doce personas, dos de ellas "encartadas en calidad de detenidos", reza el comunicado oficial, a los que se les imputa policialmente un delito de lesiones por imprudencia.

Los investigadores pudieron determinar que el material pirotécnico utilizado procedía de una fábrica da la provincia de Huelva, y que dicho material "había sido adquirido por los encartados" en la localidad sevillana de Lebrija. En esa ciudad existe una acreditada empresa que vende este tipo de material especialmente a Ayuntamientos para celebrar festejos, aunque el comunicado no indica si se trata de ese negocio.

La Policía agregó que "fuentes vecinales" han manifestado que los detenidos no sólo "fueron los encargados de comprar y proceder al lanzamiento de dicho material pirotécnico", sino que también eran los responsables de su comercialización en la barriada en uno de los locales que por ellos era regentado.

Los detenidos fueron "oídos en declaración" en dependencias de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (Udev), como ya indicó este medio en su edición del pasado miércoles, quedando posteriormente en libertad con cargos. Por lo tanto no fueron ingresados en los calabozos.

La Policía agregó que "se continúan realizando gestiones al objeto de la completa resolución del hecho y depurar posibles responsabilidades". Mientras, la víctima Rocío Vázquez Márquez, continúa la espera de ser intervenida quirúrgicamente en su ojo, además de otras lesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios