Visitantes bajo control

  • El hospital trabaja en la puesta en marcha de un plan de visitas para evitar las aglomeraciones de familiares en el área de Maternidad y otro de acompañamiento en Urgencias Generales.

Participantes en la reunión de la Comisión de ParticipaciónCiudadana, en el salón de actos del hospital. Participantes en la reunión de la Comisión de ParticipaciónCiudadana, en el salón de actos del hospital.

Participantes en la reunión de la Comisión de ParticipaciónCiudadana, en el salón de actos del hospital. / D.J

El hospital se ha fijado como uno de los objetivos para este año, dentro de las propuestas realizadas en el marco de la Comisión de Participación Ciudadana, la mejora del actual plan de visitas que existe en el centro y que se implantó hace ya varios años, aunque con una eficacia limitada. De hecho, el hospital mantiene 'puntos negros' en determinados servicios en los que la concentración de visitantes en las habitaciones y pasillos excede lo que, incluso por sentido común, sería conveniente para las personas ingresadas. La Comisión de Participación Ciudadana, de la que forman parte al menos 25 asociaciones de la zona de influencia del área sanitaria, empezó a trabajar ya en este tema el pasado año y según la jefa del Servicio de Atención Ciudadana y responsable de Participación Ciudadana del área, Patricia Niebla, éste será el año en el que se intenten poner en marcha una serie de mejoras, tanto en infraestructuras como en el control de visitas. Teniendo en cuenta que el área de Maternidad es uno de los más problemáticos en cuanto a afluencia de visitantes se refiere, será por éste por el que se comience. Niebla señaló que "hay que dejar claro que no se trata de prohibir la entrada a nadie. De hecho, somos un centro de puertas abiertas, pero sí intentaremos que exista una rotación de las visitas, de forma que no haya a la vez más de tres visitantes por paciente en las habitaciones". Para poner en marcha estas medidas el pasado año se mantuvieron encuentros con los profesionales del Área Maternal, que informaron dónde se producen los problemas que ellos detectan, y que en algunos casos son de infraestructura, ya que por ejemplo no existe una sala de espera, algo que también se quiere solventar. Al igual que este aspecto se tendrán en cuenta otros como la activación de un protocolo de comunicación. Además de con los profesionales se creo otro grupo de trabajo con las asociaciones, cuya labor de concienciación resulta fundamental a la hora de transmitir a la población la necesidad de conjugar las visitas con el derecho al descanso del paciente y por otro lado, se mantuvieron encuentros con los celadores de puerta y de planta. Fruto de todas estas reuniones se elaboró un informe, que ya cuenta con el visto bueno del gerente del área, Julio Egido, y que servirá de base para empezar a trabajar.

Manuel Cazorla, de la Federación de Asociaciones de Vecinos 'Solidaridad', se mostró partidario también de poner coto en cierta forma a la aglomeración de visitantes que se produce en el área de Maternidad. "Es necesario crear una zona de visitas y un control adecuado como en todos los hospitales. Desde 'Solidaridad' creemos que eso es lo lógico y que se extienda también a otras plantas". Cazorla indicó además que otro tema que quieren abordar con la nueva gerencia es el pago de la televisión en las habitaciones. "No entendemos por qué hay que pagar la televisión y que empresas privadas se estén beneficiando de unas instalaciones públicas. No nos parece bien que alguien se enriquezca de la necesidad de una persona de estar ingresada. Y lo mismo ocurre con los precios de las máquinas ubicadas en el hospital para agua, café o un refresco y que son altísimos".

No se trata de prohibir la entrada a nadie, pero sí de que haya una rotación de las visitas"

El segundo de los objetivos que se ha fijado para este año el hospital es poner en marcha un plan de acompañamiento en el área de Urgencias Generales, que estaría reforzado por cartelería, para evitar también una excesiva aglomeración de familiares en este servicio. Existe ya un proyecto que requeriría de unas mínimas obras de adecuación del servicio con el fin de que a la zona de triaje sólo pudiesen pasar el paciente, acompañado por uno o dos familiares, a falta de concretar la cifra, mientras que el resto aguardaría en la sala de espera, tal como ocurre ya en muchos hospitales. Niebla manifestó que este plan también se podría trasladar a las Urgencias Pediátricas, aunque con alguna adecuación, ya que en este caso, los dos padres tienen derecho a permanecer con el menor.

Por otro lado, el hospital desarrollará un plan de accesibilidad, para el que se viene trabajando con las asociaciones de personas con discapacidad, que son las que han detectado las carencias en este aspecto. Niebla destacó el proyecto de accesibilidad que ha elaborado la Once donde recoge las necesidades desde la misma parada del autobús hasta las consultas. En las acciones para mejorar la accesibilidad se tendrá en cuenta a las asociaciones de cara a las nuevas obras y reformas en los centros, además de la señalización y cartelería. También se instalarán en los centros de salud y en el área de Pediatría del hospital una serie de pictogramas específicos para la población infantil autista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios